Limpieza y recogida de basura

"Quien más recicle, menos pagará"

El nuevo servicio de limpieza de Vitoria premiará a los vecinos que separen la basura. La capital alavesa inicia así la transición hacia 'quien más recicla, menos paga', con el horizonte puesto en 2023-24

29.10.2021 | 13:10
Basura fuera de los contenedores.

Vitoria estrenará nuevo servicio de limpieza a partir del 1 de noviembre. La unión de empresas Ferrovial Servicios (Cespa) y Onaindia, asumirá la gestión del servicio durante los próximos cuatro años.

Cuatro años en los que se van a ir incorporando mejoras, explica el alcalde, que desembocarán en una nueva fiscalidad de basuras para el contribuyente en el horizonte 2023-24, bajo la máxima de "quien más recicla, menos paga", avanza Gorka Urtaran.

Contenedores con chip


Concluido el proceso de traspaso del servicio entre FCC y Cespa, la nueva empresa irá sumando, de forma gradual, nuevas islas de contenedores en la ciudad, que pasarán de 700 a 1.200, con los cinco contenedores (cartón, envases, vidrio, resto y orgánica con chip). A través de los contenedores con chip, se logrará identificar a las personas usuarias que más reciclan y, en un futuro, bonificarles, gracias al sistema electrónico de los depósitos.

Explica Urtaran que el porcentaje de reciclaje de vidrio y cartón es muy alto en Gasteiz, no tanto el de plástico y donde realmente hay margen de mejora es en materia orgánica. Europa marca un 50% y Vitoria anda sobre el 35%.


Objetivo, una ciudad más limpia


Además de nuevas islas de contenedores y de renovar los depósitos en peor estado, la nueva contrata distribuirá por la ciudad 200 papeleras preparadas para depositar de formar selectiva la basura.
Así, se sustituirán los 947 contenedores que tienen más de cuatro años y se adquirirán 78 de envases, 376 de papel y cartón y 854 de materia orgánica, cerraduras electrónicas y medidores volumétricos de llenado de contenedores. También se adquirirán 90 nuevas bocas tipo panera para los contáiner de recogida neumática.

Para el alcalde, el objetivo es lograr una ciudad más limpia y aumentar el porcentaje de reciclaje. No obstante, recuerda Urtaran que, por mucho que el Ayuntamiento mejore el servicio, es imprescindible que la población se conciencie y separe bien los residuos, ya que hay una parte de la ciudadanía que ya lo hace, pero otra, todavía no.

El contrato de limpieza que ahora echa a andar cuenta con un presupuesto para los próximos cuatro años de 101.957.344,77 euros, IVA incluido.

Vitoria dispondrá de más medios humanos y materiales, ya que aquellos servicios que hasta ahora no han sido del todo satisfactorios, como la recogida de voluminosos y la limpieza de alcorques, sumideros y fuentes, los realizarán empresas especializadas, al margen de esta contrata.

Con el nuevo contrato, el Ayuntamiento exige, además, nuevas inversiones al adjudicatario. Por ejemplo, deberá invertir 650.000 euros al año en contenedores. Asimismo, a pesar de que algunos servicios ya no se incluyen en el contrato principal, se va a mantener el mismo número de efectivos para el trabajo.

También se ha eliminado la revisión de precios anual, con lo que durante los cuatro años, el Ayuntamiento abonará la misma cantidad a la firma gestora.

Limpieza viaria


En el apartado de la limpieza viaria se incrementará el personal de limpieza en domingos y festivos; se crearán equipos polivalentes, capaces de realizar las labores de calles, jardines, papeleras o juegos infantiles, y se reforzará el lavado con agua a presión con más hidrolimpiadoras, en vez de baldeos.

noticias de noticiasdealava