Izki, Fresnedo, Okon, Zumalde... Estas son las once áreas naturales recreativas de las que disfrutar en Montaña Alavesa

Estos parques están dotados con equipamiento suficiente para pasar el día al aire libre y disfrutar de la naturaleza

17.08.2021 | 00:16
Piscina fluvial de Fresnedo. Foto: P.J.P.

Uno de los recursos más populares de Montaña Alavesa son los once parques ubicados en la comarca, generalmente en enclaves singulares para disfrutar del paisaje y del entorno, y con medios para hacer encuentros de familias o amigos, aunque en estas fechas no se puedan utilizar los asadores.

La conservación de estos parques la realiza, generalmente, la Diputación de Álava, que lleva a cabo labores de retirada de maleza, limpieza y reparaciones, junto a los ayuntamientos o juntas administrativas.

El mayor de estos parques es el área recreativa de Izki, que se ubica poco antes de la localidad y del parketxe. Sus grandes dimensiones forman parte del paisaje y desde el mirador, junto a la ermita de la Virgen de la Peña, se disfruta de unas magníficas vistas.

Entre los parques más populares destaca el de Fresnedo, en Santa Cruz de Campezo. Su razón de ser está en el río Ega y en la enorme y bien preparada piscina fluvial que atrae a numerosos visitantes. Cuenta, además, con un bar-merendero, bancos, mesas, asadores e instalaciones deportivas y juegos infantiles. Una pasarela peatonal de madera cruza de lado a lado la piscina.

En Bernedo también hay un parque, denominado Okon, que se encuentra alrededor de la ermita y que en muchas ocasiones sirve de espacio para la celebración de acampadas juveniles autorizadas. Al lado de la ermita, dotada de un salón cubierto, hay un servicio de bar. En el mismo término municipal hay otro parque, Fuentes del Soro, dotado de bancos, mesas y asadores.

En Santa Cruz de Campezo, junto a la ermita de la patrona, Nuestra Señora de Ibernalo, hay otro parque con mesas, bancos, asadores, fuente y juegos infantiles. Existe un salón cubierto que también se puede utilizar con permiso de la parroquia. Otro espacio de gran devoción y muy visitado por los cofrades y los devotos de Santa Teodosia, senderistas y ciclistas es la ermita y el parque que lleva ese nombre de la patrona del Valle de Harana. Situada en la parte alta de los montes de Iturrieta, junto a la ermita, la zona recreativa está inmersa en un hayedo, con fuente, mesas, bancos y asadores. También existe un salón cubierto para usar con permiso de la cofradía.

Regulado como piscina y zona deportiva está el parque de Zumalde, en Maeztu, atravesado también por una ruta senderista y por el río Barrón. El parque está junto a las piscinas y el campo de fútbol, con una gran zona verde, contando con bar, fuentes, asadores, zona de juegos y vestuarios.

Otros parques son los de Santa Lucía, en Orbiso, junto a la ermita. El de Opakua, en el alto del mismo nombre, en unas campas con arbolado, mesas, bancos y asadores. Y el de Lagrán, que se encuentra en parque de San Bartolomé. Está situado junto a la ermita y al lado de una zona de acampada, con mesas, bancos y asadores. Por último, encaramado casi en la cima de Sierra Cantabria, está el alto del puerto de Herrera, en el término de Peñacerrada. Conocido como el Mirador de Rioja, porque desde allí se divisa Rioja Alavesa y la vecina comunidad de La Rioja. La Diputación acometerá pronto mejoras en este espacio natural.

noticias de noticiasdealava