Transporte público

Las ventajas del bus eléctrico para Vitoria

El BEI entrará en funcionamiento el próximo año en la capital alavesa

28.07.2021 | 16:28
El alcalde, Gorka Urtaran, compareció ayer en el Ayuntamiento de Vitoria.

Un medio de transporte moderno, de alta capacidad, que conectará catorce barrios de la ciudad, más de la mitad de la población; electrificado, con frecuencias cada siete minutos y accesible para todos los gasteiztarras. Son algunas de las ventajas que el alcalde ve al futuro servicio de autobuses que empezará a funcionar el próximo año en Vitoria.

Gorka Urtaran reconoce que las obras que ahora se realizan causan molestias a los vecinos, al igual que las del tranvía lo hicieron en su día, pero cuando concluyan, el BEI será tan bien acogido en Gasteiz como lo ha sido el metro ligero. "Será un hito", afirma.

Trece nuevos autobuses

Asegura, además, que el Ayuntamiento tiene capacidad financiera suficiente para sufragar los gastos del bus eléctrico, como confirma un informe municipal. Y que la mayor parte del gasto, todavía sin cerrar del todo, será pagada por el Gobierno Vasco y la Diputación de Álava. "El coste real para el Ayuntamiento son 9,1 millones, lo mismo que nos costaría sólo la compra de los trece nuevos vehículos", compara Urtaran.

Por todo ello, Urtaran pidió ayer al PP que reflexione y se sume al proyecto del BEI, que apoya el resto de partidos de la Corporación municipal. "No menosprecie un sistema de transporte pionero en toda Europa sólo por intentar lastrar a este gobierno", increpó a la portavoz popular, Leticia Comerón, durante su comparecencia en el Ayuntamiento.

El PP se queda solo en su oposición

Y es que, el PP se ha quedado solo en su oposición al bus eléctrico. Argumenta la formación que es una inversión demasiado costosa para la ciudad, que su implantación ha puesto patas arriba todas las calles por las que va a circular haciendo inseguras vías que antes eran seguras desde el punto de vista del tráfico y que su mantenimiento va a costar el doble de lo que vale el de la actual línea Periférica de Tuvisa a la que va a sustituir.

Para primavera

Además, Comerón acusa al alcalde de ocultar el coste real del BEI y de no conseguir financiación de Europa al ni siquiera solicitarla. "El BEI es un lastre económico", asegura Comerón.

EH Bildu, Elkarrekin y PSE (socio de gobierno del PNV), por su parte, apuestan también por la implantación del bus eléctrico en Gasteiz.

El BEI prestará servicio de transporte público a pleno rendimiento la próxima primavera. Será una puesta en funcionamiento gradual y cubrirá la actual línea Periférica de los autobuses de Tuvisa. De forma paralela, el Ayuntamiento tiene que culminar el plan de municipalización de este medio de transporte para que lo gestione Tuvisa. Está previsto que la obra civil concluya a finales de agosto y que en noviembre, la calle Zumaquera estrene asfalto.

No obstante, habrá que esperar hasta febrero del próximo año para que termine la instalación de carga de los buses eléctricos. La puesta en marcha del BEI costará 50 millones de euros, estima el Ayuntamiento.

noticias de noticiasdealava