Contaminación agraria

Álava salva con buena nota el control y calidad de sus aguas subterráneas

Sin embargo, en zonas compartidas con otras regiones la situación es preocupante

15.07.2021 | 00:01
Vista del pantano de Ullibarri Ganboa. Foto: Pilar Barco

Vitoria – La obligatoriedad impuesta por la Comisión Europea para realizar el control más exhaustivo posible sobre la contaminación tanto de aguas superficiales como subterráneas ha sacado a la luz un mayor número de puntos contaminados o en riesgo de estarlo, que hasta ahora no se controlaban en la demarcación del Ebro, a la que tributan una gran parte de las aguas en el territorio histórico.

El estudio, realizado con base tope del año 2019, e indica que Álava presenta un estado de salud mucho mejor que otras zonas. Incluso en los aluviales compartidos con otras comunidades, el estado de riesgo es más preocupante que donde depende tan solo del País Vasco. Así se comprueba en el informe que ha elaborado la Confederación Hidrográfica del Ebro de determinación de las aguas afectadas o en riesgo de contaminación por nitratos de origen agrario.

Entre las fuentes que contribuyen a la contaminación de las aguas, la más importante actualmente es la aplicación excesiva o inadecuada de fertilizantes nitrogenados, tanto orgánicos como inorgánicos, en la agricultura. Esto se pone de manifiesto por las elevadas concentraciones de nitratos que se registran en determinadas masas de agua y pone en claro que la afección es mucho menor en Álava que en La Rioja, Navarra, Aragón o Cataluña.

En este periodo (2016-2019) se han detectado 96 masas de agua afectadas o en riesgo. De estas masas, 61 son masas de aguas subterráneas y 35 superficiales. Esto significa que estas masas presentan o puedan llegar a presentar una concentración de nitratos superior a los 50 mg/l si no se actúa de conformidad con lo establecido en las directivas comunitarias.

Respecto al periodo anterior (2012-2015) se ha duplicado el número de masas de agua afectadas o en riesgo, pasando de 47 (36 subterráneas y 11 superficiales) a las 96 identificadas actualmente y algunas zonas reflejan un empeoramiento real de la calidad de las aguas como consecuencia del impacto de la actividad agraria (ríos Huerva, Oroncillo, Sió y Corp).

Situación en Álava La Comunidad Autónoma del País Vasco ha aportado 941 datos analíticos correspondientes a unos 60 puntos. La periodicidad de muestreo suele ser bimensual en unos 45 puntos, mientras que el resto suele muestrearse una vez al año. Por zonas, el estudio de la CHE analiza en primer lugar el llamado Sinclinal de Treviño. Esta masa de agua ocupa una amplia depresión situada al Norte de Miranda de Ebro y limitada por las Peñas de Kuartango, los Montes de Vitoria y la Sierra de Cantabria entre las poblaciones de Bóveda y Urarte.

Tiene con una extensión de 578 kilómetros cuadrados repartidos entre las provincias de Álava (58%) y Burgos (42%). En el estudio se aprecia que la superficie de la masa de agua subterránea afectada por nitratos es, tan solo, del 0,9%

Los puntos afectados o en riesgo de contaminación por nitratos de origen agrario se localizan en varios sectores: en Ribera Alta hay un punto de afección muy local, tres pequeños manantiales al suroeste del sinclinal y en Zambrana, cerca del límite con la masa de agua subterránea del aluvial de Miranda de Ebro, se localiza un pozo que capta agua del aluvial del Ebro, que ha sido valorado como afectado en este periodo.

El aluvial de Miranda de Ebro es uno de los más preocupantes, ya que la superficie de la masa de agua afectada por los nitratos es del 87,3%. Este aluvial está constituida por los depósitos aluviales del río Ebro, desde el embalse de Puentelarrá hasta la confluencia con el río Inglares. Tiene una extensión superficial de 47 kilómetros cuadrados que se distribuye entre las provincias de Burgos y Álava.

En esta zona, los puntos de agua afectados o en riesgo de contaminación ocupan la práctica totalidad del aluvial y los aluviales bajos de los ríos Oroncillo y Bayas. En el núcleo urbano de Miranda de Ebro se observa un punto valorado como afectado, aunque no se puede descartar que la afección no tenga una componente urbana. En la masa de agua subterránea de este aluvial, la envolvente de las aguas afectadas o en riesgo de contaminación está constituida por un único sector que ocupa gran parte del área de la masa de agua. La zona delimitada incluye todos los puntos de agua afectados o en riesgo de contaminación por nitratos pertenecientes a las redes operadas por la CHE y la CAV.

Aluvial de Vitoria Las aguas afectadas en el aluvial de Vitoria alcanzan al 48,3% de la superficie del territorio que abarca. Este se localiza en el sector occidental de la Llanada Alavesa, en la cuenca alta del río Zadorra. Está limitada por los macizos del Gorbea, Amboto y Urkila y por los montes de Vitoria. Se extiende por una superficie de 108 kilómetros cuadrados, todos ellos en Álava.

Las aguas afectadas o en riesgo de contaminación por nitratos de origen agrario está constituida por dos sectores que comprenden respectivamente gran parte de la mitad Este de la masa de agua y un área localizada en la zona de Foronda. En cuanto a la tendencia de futuro, sin embargo, se observa una reducción generalizada de las concentraciones de nitratos.

El estudio ha comprobado que se está produciendo una transferencia de agua desde el aluvial de Vitoria a la masa de agua del río Alegría desde su nacimiento hasta su desembocadura en el río Zadorra. Esta descarga contribuye de manera significativa a las concentraciones de nitratos registradas en el río Alegría, que presenta aguas afectadas o en riesgo de contaminación por nitratos.

Otra de las zonas es la masa de agua subterránea Kuartango-Salvatierra, una gran masa que ocupa una extensión de 594 kilómetros cuadrados, en Álava y Trebiño. Se sitúa en la Llanada Alavesa, bordeando los depósitos aluviales de Vitoria y la masa de calizas de Subijana. Limita al Sur con la Sierra de Urbasa y al Norte, con la Sierra de Aizkorri y los embalses de Urrunaga y Ullibarri.

En este caso solo se han localizado puntos de riesgo muy locales en el entorno de Vitoria-Gasteiz, Elburgo e Iruraiz-Gauna. Los tres puntos son controlados por el Gobierno Vasco, y se localizan en la zona limítrofe con la masa de agua subterránea del aluvial de Vitoria. Dado que están en una zona de transición entre dos masas de agua se ha optado por ampliar la envolvente de agua afectadas del aluvial de Vitoria de manera que incorporen estos puntos.

Sierra Cantabria Al sur se encuentra la masa de agua subterránea Sierra de Cantabria. Está situada al Norte de la depresión del Ebro, entre las poblaciones de Zambrana y Merano. Su superficie es de 252 kilómetros, fundamentalmente en la CAV (82%). El resto se integra en las comunidades de Castilla y León, La Rioja y Navarra. Según el informe, la superficie afectada o en riesgo el del 0,4% y los puntos de agua implicados o en riesgo se localizan en la parte más occidental de la masa de agua y en el centro, en el aluvial alto del río Inglares.

Aunque no ocupa mucha superficie de Álava, la masa de agua subterránea Sierra de Lóquiz presenta algunos puntos afectados, pero de carácter local. Este aluvial subterráneo comprende la Sierra de Lóquiz y la fosa de Santa Cruz de Campezo, esta última en las estribaciones más orientales de la Sierra de Cantabria. Se sitúa el río Urederra y los materiales terciarios de la depresión del Ebro. Limita con el valle de las Améscoas. Cuenta con una extensión de 448 kilómetros cuadrados repartidos entre las comunidades autónomas de Navarra (82%) y el País Vasco (18%). En esta masa, las aguas afectadas se circunscriben al entorno de Abaigar, pozo que capta el aluvial del río Ega y que ha sido valorado como afectado en el periodo 2016-2019.

Al oeste se encuentra la masa de agua subterránea Laguardia, donde a pesar de la intensa actividad agraria la superficie afectada es inapreciable, solo algún punto muy local. Esta se sitúa en la depresión del Ebro. Tiene 473 kilómetros cuadrados de extensión distribuidos en las provincias de Álava, Navarra y La Rioja. El único punto de agua afectado por nitratos de origen agrario de las redes indicadas se localiza en el sector occidental de la masa de agua concretamente en el entorno de San Vicente de la Sonsierra, pozo que capta el acuífero aluvial del Ebro y que ha sido valorado como afectado en el periodo 2016-2019.

Varios datos

96

Masas de agua se habían detectado hasta 2019 como contaminadas o en riesgo de estarlo, casi el doble más que en el periodo anterior (2012-2015).

 

108

Kilómetros cuadrados son los que ocupa el conocido como el aluvial de Vitoria.

noticias de noticiasdealava