Las obras del puente de Villosa ocasionarán afecciones al tráfico los próximos siete meses

01.07.2021 | 00:29

Llodio – Esta semana han dado comienzo en Llodio las obras de mejora del puente de Villosa. Un proyecto de la Agencia Vasca del Agua (URA), en colaboración con el Ayuntamiento, cifrado en 1,6 millones de euros –de los que 1,3 se afrontarán este mismo año, y el resto, en 2022– y por el cual, el obsoleto puente actual, se verá sustituido por otro de una anchura de 18 metros, que dará cabida a dos carriles de circulación de 3,5 metros cada uno, bidegorris de dos metros de anchura y aceras peatonales de otros dos metros. Asimismo, el nuevo puente tendrá 25 metros de luz en lugar de los 20 actuales, ya que su anchura se ha visto reducida con respecto a los 30 metros que había previsto en principio el proyecto redactado por el Ayuntamiento en 2009, con el objetivo de minimizar las afecciones urbanísticas.

Otra cuestión que va a mejorar será la de los servicios que se prestan, ya que bajo el puente irán los servicios que deben atravesar el río, como el tubo de recogida neumática de basura, lo que permitirá ofrecer servicio a la zona de Latiorro, donde los buzones están ya instalados, pero sin funcionamiento desde hace años. "Las obras se prolongarán durante un periodo aproximado de siete meses, es decir, estarán finalizadas previsiblemente para el mes de enero o febrero de 2022. No obstante, durante estos meses se producirán una serie de afectaciones al tráfico que se irán sucediendo según vaya evolucionando la ejecución pública", informa el alcalde, Ander Añibarro. De este modo, de manera más inmediata, en la primera fase iniciada este mismo lunes, 28 de julio, se ha comenzado a retirar la electricidad, el agua potable y el resto de los elementos que atraviesan el puente y, para ello, se han instalado casetas de obra en el parking que se encuentra cercano al Centro de Salud.

En esta fase inicial, en la calle José Matía, está prohibido circular en el carril que discurre desde Guardian en dirección al centro del municipio, ya que esta vía permanece cortada. De igual modo, no se puede circular por el propio puente en ambos sentidos. En la segunda fase, se comenzará a derribar y construir el nuevo puente, para ello se cortará un carril de la rotonda del ambulatorio y la calle José Matía mantendrá un único carril de salida hacia Areta o Guardian.

Zumalakarregi En la tercera fase y última, se sucederán las afectaciones al tráfico en la calle Virgen del Carmen donde no habrá salida, "porque estará cortada a la altura de la rotonda del ambulatorio, por lo que la salida al tráfico rodado se fijará por la calle José Arrue", matiza el regidor. También, en esta fase, se cortará la rotonda y sólo se podrá circular por la Avenida Zumalakarregi en ambos sentidos. "Todas estas afectaciones se irán comunicando con suficiente antelación a la ciudadanía, a través de los canales municipales como la página web y las redes sociales, para que puedan planificar su día a día de la mejor manera posible", apostilla Añibarro, que pide disculpas por las molestias que estas obras puedan causar.

"Las obras estarán finalizadas previsiblemente para enero o febrero de 2022"

Ander Añibarro

Alcalde de Llodio

noticias de noticiasdealava