El recodo 'green' de Andaverde se convierte en un vertedero

Vecinos de Labastida denuncian los escombros y enseres que se tiran a este 'santuario verde'

01.03.2021 | 00:28
Escombrera de Labastida.

LABASTIDA – El grupo de Facebook de Reparadores Labastida ha denunciado la existencia de un vertedero ilegal en la zona del recodo de Labastida-Gimileo, donde se están tirando escombros, enseres y electrodomésticos sin ningún tipo de control. El lugar elegido para ese delito no podía ser peor. Desde el Ayuntamiento aún no se ha manifestado nada sobre este tema.

Se trata de un espacio que se quería preservar como "un santuario medioambiental", tras haber estado sobreexplotado durante años como cantera. De hecho, en 2019, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) culminó una primera actuación del proyecto Restauración morfológica del paraje Andaverde. Fase 1. Mejora del comportamiento hidráulico del Recodo de Gimileo, en el término municipal de Labastida (Álava). Posteriormente se continuó con otra, en la que están colaborando varias instituciones: el Gobierno Vasco, que impulsó el estudio y la recuperación del lugar; el gobierno central, a través de la CHE, que ha ejecutado los movimientos de tierra y cauce en el río, y la Diputación Foral de Álava, que lleva a cabo las acciones de mejora ambiental y paisajística, y hasta la Cuadrilla de Rioja Alavesa, que instaló unas lagunas de recuperación de anfibios.

La realidad es que ese espacio cuenta con una gran diversidad. La Dirección de Aguas del Departamento de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Gobierno Vasco, encargó entre los años 2002 y 2003 a la empresa Consultora de Recursos Naturales, S.L. la elaboración del Inventario faunístico de Gimileo y Sotos de Labastida para planificar y desarrollar las actuaciones que contribuyan a conservar y proteger este lugar.

El estudio fue exhaustivo y permitió detectar que, a pesar de la sobreexplotación a la que se sometieron esos espacios, la riqueza medioambiental era importante y se había mantenido una cifra importante de peces y animales de todo tipo.

El estudio dejó documentada la existencia de siete especies distintas de peces. La especie más abundante es la perca sol (pez-sol), seguida de la madrilla (loina), el pez rojo (carpín dorado) y la carpa, mostrando valores menores el resto (inferiores al 5% del total). Si atendemos a la biomasa, la especie más relevante es la carpa, seguida del barbo y el pez rojo, con valores notablemente inferiores en las otras. Asimismo, no se descartaba la presencia de dos especies autóctonas como el fraile y la bermejuela, peces muy sensibles a la contaminación.

Anfibios En cuanto a los anfibios, se han detectado 10 especies, que incluyen dos urodelos y ocho anuros. La riqueza y abundancia de especies es superior en la gravera Andaverde con respecto al Soto de Labastida (10 especies frente a 7 y 106,5 individuos por hectárea frente a 55), lo que denota la importancia de este humedal como lugar de reproducción. En el estudio se destacó el interés de la zona para el sapo de espuelas, constituyendo uno de los contados puntos de reproducción de esta especie en el País Vasco.

El elenco de reptiles está constituido por 13 especies, incluyendo tres quelonios (entre ellas la invasora tortuga americana), cuatro saurios y 6 serpientes (incluyendo la víbora y el aspid).

Respecto a las aves, en total se han registrado en este espacio 143 especies en el área de estudio, que incluyen 103 estivales (86 nidificantes), 127 especies presentes durante los pasos migratorios pre y postnupciales, y 82 invernantes.

El catálogo provisional de mastofauna está integrado por 32 especies, que incluyen seis insectívoros, cuatro quirópteros, 10 carnívoros, nueve roedores y tres lagomorfos.