Alerta sanitaria

El Gobierno Vasco prevé vacunar para junio a los mayores de 70 años

El plan Bizi Berri III tiene el objetivo de reducir la tasa de incidencia del virus a entre 60 y 300 casos por 100.000 habitantes

13.02.2021 | 00:37

donostia – La vacunación contra el covid-19 continúa quemando etapas en Euskadi. Ahora, con el objetivo de dar un paso más, el Gobierno Vasco confía en que para el mes de junio todos los mayores de 70 años reciban el antídoto, al mismo tiempo que continuará protegiéndose al personal sanitario, a los cuerpos de seguridad (como Er-tzaintza, policías municipales o bomberos, entre otros), así como al personal docente. De forma que se espera que para verano, la tan ansiada nueva normalidad esté mucho más cerca.

Así lo anunció ayer el Ejecutivo de Iñigo Urkullu, que explicó que el documento Bizi Berri III, que actualiza la estrategia a seguir por el Gobierno Vasco para hacer frente al coronavirus y recoge el plan de vacunación para la población más vulnerable frente al covid-19 (las personas mayores), así como para los trabajadores que pertenecen a colectivos considerados esenciales y que trabajan en primera línea de exposición.

Según indicó el Gobierno Vasco, Bizi Berri III aboga por un "mayor grado de armonización" de las estrategias y medidas a adoptar, tanto en el ámbito europeo como entre las Comunidades Autónomas del Estado.

En lo que a las vacunas se refiere, lo primero a tener en cuenta es que el calendario de vacunación dependerá, en buena medida, del stock de vacunas disponible y es que en esta primera fase, los problemas en la distribución han sido habituales. En este sentido, cabe destacar que, actualmente, son tres los laboratorios que surten de vacunas a Euskadi: Pfizer, Moderna y AstraZeneca (esta última no recomendada para mayores de 65 años), a las que en los próximos meses podrían sumarse las que están desarrollando Jansen, Novavax y Curevac.

Por lo tanto, es previsible que el ritmo de vacunación aumente paulatinamente, si bien el Ejecutivo de Urkullu insistió en que es imposible hacer "previsiones definitivas" al respecto. De hecho, en el avance de la vacunación tendrá también influencia directa la incidencia de las nuevas cepas del virus que se están conociendo y que podrían poner en entredicho la efectividad de las vacunas.

En esta línea, el Gobierno Vasco informó de que la variante británica del virus genera el 16,8% de los positivos en Euskadi, por lo que se está analizando la incidencia que tiene esta cepa en los casos de PCR positiva. "Todo esto está en estudio pero es cierto que se está incrementando la incidencia de la cepa británica y también la incidencia en el colectivo de personas entre 0 y 19 años", indicó el lehendakari, que remarcó que entre marzo de 2020 y finales de enero se han producido en Euskadi un total de 3.291 defunciones por coronavirus.

Según las afirmaciones de Urkullu, el objetivo de Bizi Berri III es lograr, en una primera etapa, una tasa de incidencia entre 60 y 300 casos por 100.000 habitantes; y en una segunda etapa, situar a Euskadi por debajo de los 60 casos. "Hemos actualizado el panel de escenarios e indicadores de referencia para responder con agilidad a la evolución de la pandemia", señaló.