Primer paso riojano para evitar el hundimiento de Puente Mantible

El ayuntamiento de Logroño licita el proyecto de consolidación del arco romano

09.01.2021 | 00:47
Vista de Puente Mantible.

Laguardia – El concejal de Patrimonio y Centro Histórico, Adrián Calonge, ha anunciado la puesta en marcha del proceso de licitación para el proyecto de consolidación y restauración de los restos logroñeses de Puente Mantible, que se llevarán a cabo en el inicio de la próxima primavera.

Situado entre El Cortijo y la pedanía de Assa, pero en el término de Laserna y por lo tanto de Laguardia, este puente fabricado en piedra de sillería, de origen romano para unos y medieval para otros, está compuesto actualmente por dos arcos, uno ubicado en La Rioja (situado en la margen derecha del río Ebro con el estribo conservado) y otro en Álava, en mejor estado de conservación.

El objetivo de esta intervención, que cuenta con un importe máximo de licitación de 703.460,80 euros, es evitar el deterioro o, incluso la caída de los restos del puente, y prolongar su vida de forma indefinida sin desvirtuar su naturaleza, algo que actualmente no puede llevarse a cabo debido a las condiciones meteorológicas invernales y el imprevisible comportamiento del río Ebro.

Tras la asistencia técnica para la redacción del proyecto de ejecución, realizado por el estudio Arenas & Asociados, S.L. y revisado posteriormente por la Dirección General de Arquitectura y Regeneración Urbana y Vivienda del Ayuntamiento de Logroño, el proyecto consta de dos fases, una primera de consolidación y una segunda de restauración.

La primera conllevará una primera intervención física para evitar el deterioro o la caída completa de la parte logroñesa de Puente Mantible, declarado como Bien de Interés Cultural en 1982. Así, se centrará en la consolidación y restablecimiento del pilar o pila; se colocarán unos tirantes de acero para reforzar dicha pila y evitar su giro; se realizarán los trabajos de sellamiento de una importante oquedad detectada tras la realización de una prueba subacuática el pasado mes de agosto, algo que no se había realizado hasta la fecha; se colocará bajo el arco una estructura de madera y metal, anclada al suelo, para que se facilite su asentamiento, evite la caída de dovelas y permita que los cinco puntos de rotura que existen actualmente no se continúen agravando.

Por último, se procederá a la limpieza de agentes biomáticos, como por ejemplo la maleza, y la posterior revisión de todos los elementos ocultos hasta la fecha, como sillares, etc., y su posterior restauración y conservación.

Por su parte, la segunda fase será la de restauración propiamente dicha, que se realizará inmediatamente después de la primera. Considerando que para entonces la estructura no se encontrará en una situación de riesgo inmediato, esta intervención se realizará sin demora ya que la estructura de sujeción o cimbra instalada bajo el puente se encontrará expuesta a las avenidas del Ebro, por ejemplo, provocadas por el deshielo.

La intervención en esta fase del proyecto conllevará la recuperación de las dovelas desprendidas; la reparación de las dovelas fragmentadas que sean recuperables; la reintegración por sustitución de las no recuperables; el montaje del arco por anastilosis; y el desmontaje metódico del arco de sujeción.

La Diputación Foral de Álava tiene intenciones en el año 2021 de contratar un estudio para consolidar los restos de la zona alavesa del puente de Mantible, para que estos no se vengan abajo, aunque su estado es mejor que el de la ribera logroñesa. Desde el departamento de Cultura se confirmó esa intención a DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA y se recordó que en el año 1983 se realizaron obras de restauración en las bases del único arco que queda, como muestra el reforzamiento de hormigón que es visible, con lo que el monumento tiene más asegurada su estabilidad.