Un nuevo sistema para frenar el mildiu

El Grupo Rioja instala estaciones agroclimáticas capaces de anticipar el pavoroso ataque del hongo

07.01.2021 | 00:49
Granos de uvas y hojas afectados por la enfermedad. Foto: P.J.P.

Tras meses de investigación liderando un grupo de entidades e instituciones, el Grupo Rioja ha logrado diseñar un sistema para que los viticultores puedan anticiparse a los ataques de mildiu, uno de los grandes problemas de los viñedos del Rioja y de otras denominaciones, ya que merma notablemente las producciones y puede destruir la planta.

La solución llega a través del proyecto de I+D Mildiu look-out, que ha logrado diseñar un sistema de predicción adecuado para la denominación de origen en la lucha contra esta enfermedad provocada por hongos, y que tiene una especial incidencia en los viñedos del Rioja y puede provocar la necrosis de las hojas y afectar al tallo y a los frutos. De hecho, este año, el mildiu ha sido una de las razones más importantes del descenso de producción de uvas.

El Grupo Rioja promovió la iniciativa que ha estado coordinada por la Universidad de La Rioja, con el apoyo de la empresa tecnológica Encore Lab y la participación de las bodegas Ramón Bilbao, Vivanco y Pernod Ricard Winemakers. Tradicionalmente, el mildiu se combate aplicando tratamientos preventivos con calendario fijo, sin tener en cuenta factores específicos de parcela o zona, con importantes consecuencias económicas y medioambientales. La permanencia de residuos en los suelos contraviene las directrices de la UE y los controles de trazas en el vino son cada vez más minuciosos para garantizar la salud de los consumidores.

El proyecto perseguía desarrollar un modelo predictivo que, teniendo en cuenta numerosos factores, permita ajustar al mínimo la aplicación de tratamientos para combatir la enfermedad con eficacia. La investigación muestra que en años de incidencia normal del mildiu se podrían reducir los tratamientos hasta el 50%. En concreto, esta pasada campaña hubo viticultores que tuvieron que realizar hasta una docena de tratamientos, con lo que supone de coste económico, trabajo y permanencia de productos en el suelo, subsuelo y planta.

Existen numerosos modelos bioclimáticos que regiones vitivinícolas como Galicia o Penedés han adecuado a sus características locales, y se hacía necesario desarrollar el sistema idóneo para la DOCa Rioja. Para ello se han testado varios modelos y, finalmente, se tomó el Goidanich como base por su idoneidad para adaptarlo a las condiciones del Rioja. Para ello se instalaron estaciones agroclimáticas en parcelas representativas de cada una de las bodegas, que ofrecen datos de temperatura, pluviometría y estado del viento, presión atmosférica y radiación solar, así como humedades del aire, foliar y de suelo a diferentes profundidades.

Para determinar el grado de riesgo de mildiu, la herramienta recoge y procesa información en cada parcela mediante el sistema de información agroclimática Cesens, los datos tomados por los técnicos de campo y fotos infrarrojas por satélite, para determinar el estado de las plantas.

En este sentido, se tienen en cuenta aspectos como variedades, estado vegetativo, características específicas de los emplazamientos o manejo del viñedo e información exhaustiva mediante las visitas a las parcelas. Toda la información se gestiona desde un software accesible desde cualquier dispositivo con conexión a internet, permitiendo realizar tratamientos en cada parcela antes de la germinación de las esporas impidiendo la aparición de mildiu.

La iniciativa ha permitido desarrollar un software de gran fiabilidad que ayuda a los viticultores a tomar decisiones a pie de viña, ya que les alerta de riesgo de aparición de mildiu en una parcela concreta y les indica el tratamiento adecuado para hacer frente a la plaga en el momento mismo de la alerta.

El proyecto Mildiu look-out, que se ha desarrollado durante dos años, ha permitido establecer los cambios que se debe aplicar al modelo Goidanich para adecuarlo a las condiciones particulares de la denominación Rioja. Esta iniciativa favorece la competitividad de las bodegas que han participado y, por extensión, de toda la denominación de origen.

El Grupo Rioja agrupa a cerca de 60 bodegas de la denominación que aportan el 75% de la comercialización de vinos amparados, buena parte de ellos en Rioja Alavesa, como Campillo, Faustino, Herederos de Marqués de Riscal, Izadi, Marques de Carrión, Marqués de Vitoria, Palacio, Ysios, El Coto de Rioja, Solar de Samaniego, Solar Viejo de Laguardia y Soto de Torres, entre otras bodegas de renombre.

noticias de noticiasdealava