Movilidad sostenible

Vitoria avanza hacia el BEI

Saca a concurso la adjudicación de la construcción de la unidad funcional de carga

04.12.2020 | 18:52
Recreación de las nuevas instalaciones.

El Ayuntamiento de Gasteiz, el Gobierno Vasco y la Diputación alavesa colaborarán para construir la unidad funcional de carga del BEI, el autobús eléctrico que entrará en servicio en la capital alavesa en unos meses. Este sistema de carga lenta contará con una inversión de 5,6 millones de euros. De esta cantidad, el Consistorio y el ente foral abonarán el 17%, es decir, 1.032.924,70 euros cada institución; y Lakua, el 65%, equivalente a 3.836.577,48 euros. La firma del convenio necesario para desarrollar este proyecto se selló por parte de las tres instituciones el pasado 14 de mayo. Y ayer, la Junta de Gobierno aprobó sacar a licitación el contrato.

El pasado 10 de mayo de 2018, se suscribió el denominado Convenio de colaboración entre el Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz de complementariedad a la implantación del BEI en la ciudad de Gasteiz. El objeto del acuerdo fue promover la realización de diversas actuaciones complementarias para la implantación de la electrificación en el transporte público urbano a fin de dotar a la ciudad de un sistema de BEI. Entre ellas, redactar el proyecto constructivo de cocheras donde se ubicará el sistema de carga lenta del sistema BEI.

La construcción de las cocheras y talleres tanto para el BEI como para la flota de buses de la ciudad, tal y como ya se ha informado en anteriores ocasiones, se acometerá por fases. Y la primera corresponderá a las instalaciones necesarias para unidad funcional de carga del autobús inteligente, cuyo contrato sale ahora a licitación.

De los 52.000 metros cuadrados que ocuparán las nuevas cocheras, situadas en una parcela propiedad del Ayuntamiento donde actualmente se ubican los viveros municipales, 16.000 corresponderán a la unidad funcional de carga del BEI, que incluye la infraestructura necesaria para garantizar la operatividad del bus eléctrico inteligente. Las instalaciones contarán con plazas de aparcamiento para los 13 autobuses eléctricos y la marquesina correspondiente, taller mecánico, lavaderos de las unidades, vestuarios, cierre perimetral y urbanización.

En una fase posterior, se deberá acometer la construcción de las cocheras, talleres y nuevo edificio administrativo de Tuvisa en la misma parcela. Las instalaciones previstas contarán con unas oficinas y vestuarios divididos en dos plantas ocupando un área total de 1.878 metros cuadrados, un almacén de 1.213 y un taller de 2.884, en los cuales se diferenciarán zonas para el mantenimiento exclusivo del BEI.


Infraestructura

Las zonas de limpieza serán comunes a todas las diferentes tipologías de autobuses y ocuparán un área de 1.858 metros. La zona cubierta de andenes, dimensionada para un total de 110 autobuses y considerando la futura electrificación de toda la flota, contará con una marquesina de 10.029 metros cuadrados en la cual se instalarán paneles fotovoltaicos para maximizar la eficiencia energética.

El acceso peatonal y de atención al cliente se efectuará desde la calle Juan Crisóstomo de Arriaga y el acceso rodado para los autobuses se realizará desde la avenida del Zadorra, alejando el tráfico de autobuses de las viviendas más próximas. El presupuesto base de licitación de toda la infraestructura asciende a los 17.895.628 euros y un plazo de ejecución de 9 meses.


Nuevas paradas

En otro orden de cosas, la calle Juan de Garay estrena nuevas paradas BEI. A partir de hoy, las nuevas marquesinas darán servicio a las líneas L1, L2, L4 y L8 hasta la llegada del bus eléctrico. Tal y como indicaron ayer portavoces del Ayuntamiento de Vitoria, Tuvisa continúa estrenando nuevas paradas modelo BEI, mientras las obras para implantar este sistema de transporte avanzan por toda la ciudad (actualmente con especial incidencia en Jacinto Benavente).

Tras la puesta en marcha de las nuevas paradas de Hegoalde y la calle Zaramaga, que tuvieron lugar a lo largo del mes de noviembre, este sábado se estrenan otras dos nuevas paradas en la calle Juan de Garay. Las marquesinas darán servicio al BEI, a la L1, la L4 y la L8 pero, hasta la llegada del nuevo modo de movilidad a Vitoria-Gasteiz, las marquesinas estarán a disposición de los usuarios de las líneas L1, L2, L4 y L8 de Tuvisa. Las paradas en cuestión son Juan de Garay/Arriaga, situada en el lateral del parque de San Juan de Arriaga y muy cerca de la antigua parada de autobús, que desaparece; y la parada Juan de Garay/Paraguay, ubicada en la acera de enfrente y muy cerca de la confluencia con la calle Paraguay. En este último caso, la parada sustituye a la antigua Juan de Garay/Guatemala, que queda anulada. Los usuarios tendrán que acercarse hacia la calle Paraguay en lugar de Guatemala, continuando en la misma acera.


Usuarios

A partir de este sábado, los usuarios de Tuvisa podrán hacer uso de las nuevas paradas que han sido diseñadas para una óptima accesibilidad al BEI para todas las personas e incorporan unas plataformas que reducen significativamente la distancia entre la plataforma y el vehículo. Se trata de marquesinas que destacan por su modernidad y sus sistemas de información, aunque éstos no estarán disponibles hasta la puesta en marcha en marcha del BEI. l