Llodio plantea subir impuestos y tasas un 2%

La propuesta supondría un incremento de entre 11,40 y 13,30 euros de media por cada familia tipo

15.10.2020 | 01:04
Añibarro y Marquínez en la presentación de las ordenanzas fiscales de Llodio para 2021.

Llodio – El Ayuntamiento de Llodio lleva meses trabajando en la revisión de las ordenanzas fiscales del municipio con el objetivo de actualizarlas, "ya que estaban sin adaptar a la realidad del momento desde hace alrededor de ocho años durante los cuales han permanecido congeladas", explicó el alcalde, Ander Añibarro, que recordó que esta tarea era una cuestión "prioritaria" en el plan de legislatura del equipo de gobierno PNV-PSE, que se está abordando con la implicación de todas las áreas municipales y teniendo en cuenta muchos detalles normativos, cuantitativos y comparativos con otros municipios, de cara a conseguir "unas ordenanzas actualizadas y equilibradas, para que cada ciudadano pueda pagar de manera justa por el servicio a la vez que se cumple con la normativa vigente", subrayó.

En concreto, la propuesta de ordenanzas fiscales para 2021 –que no cuenta con el respaldo de EH Bildu y Omnia, más partidarios de la congelación y la aplicación de bonificaciones, según qué casos, dada la crisis que ha traído la pandemia, pasa por una subida moderada de un 2% en la casi totalidad de tasas y precios públicos, salvo en algunas muy concretas "que se ha ido a coste de servicio" como en el caso del cementerio y el parking de camiones de Arantzar, y otras con una subida del 5% como las basuras (2,65 euros más) y vehículos que, "en base a la cilindrada, elevarán los recibos entre 6,8 y 8,5 euros", explicó la concejala de Economía y Gestión Tributaria, Eva Marquinez. Para esta, se trata de "subidas muy poco significativas como respuesta a la situación actual, y que a su vez no afecta de manera considerable a los bolsillos de los vecinos, ya que hablamos de entre 11,40 y 13.30 euros por familia media", subrayó.

Asimismo, el impuesto de construcciones, instalaciones y obras sufrirá un incremento del 4,5%, y la tasa de terrazas, de un 10%, "aunque se podrá modificar en función de la situación, como este año, que no se va a cobrar", matizó Marquínez, que también advirtió de que "si no se actualizan las tasas de manera responsable, puede pasar que al subir los gastos año a año el margen de maniobra que va quedando es mucho menor, algo que provoca que los servicios básicos se vean afectados y como consecuencia sean escasos, insuficientes y de mala calidad".

IBI congelado Por su parte, la plusvalía, con recibos pendientes desde 2016, y los impuestos de actividades económicas y de bienes inmuebles no sufrirán variaciones (este último aporta a las arcas 3,2 millones anuales y esta a la espera de la revisión de los valores catastrales solicitada al ente foral); mientras que a agua y alcantarillado se le aplica la subida general del 2%, pese a que la ordenanza sigue en revisión de cara a 2021, ya que Llodio está inmerso en el debate para consorciarse en el ciclo integral del agua. Y es que la normativa actual obliga a que los servicios sean pagados por quien los recibe al 100% y, analizando los servicios en Llodio, la ciudadanía, en la mayoría de los casos, se encuentra por debajo de ese importe por lo que existe un déficit de servicio que se paga entre todos los vecinos y vecinas. "Esta situación hay que ir progresivamente corrigiendo, ya que en algunos casos como por ejemplo las basuras suponen un 49%. Ahora pagamos 53 euros y tenemos que pagar 83", aclaró.

Para terminar, el alcalde laudioarra aseguró que con la actualización de las ordenanzas y pese al descenso de ingresos procedentes de la Diputación alavesa por la bajada de recaudación, "se podrán garantizar los servicios básicos y mínimos de calidad".