Alquiler con derecho a compra

Fórmulas para la reactivación comercial de locales vacíos

Mediante la fórmula de alquiler con derecho a compra se busca incentivar a los emprendedores

27.06.2020 | 00:26
Local vacío en el Casco Histórico. Foto: DNA

Vitoria – La amplia cartera de un centenar de locales vacíos que dispone la sociedad municipal Ensanche 21 es la base sobre la que se asienta el nuevo programa del Ayuntamiento de la capital alavesa para el apoyo a la implantación del comercio local para diferentes actividades y servicios. Con la colaboración del Departamento de Comercio se busca incentivar a aquellos nuevos emprendedores a que pongan en marcha sus ideas simplificando una cuestión esencial como es el local en el que instalarse.

Se les va a facilitar un programa de renta en "condiciones ventajosas", avanzó ayer el alcalde, Gorka Urtaran, mediante la fórmula del alquiler con derecho a compra, así como un periodo de carencia que les eximirá de pagar las primeras cuotas para compensar las inversiones iniciales. Está previsto también ofrecer una bonificación de renta, que disminuirá con el paso de los años.

De esta manera se ayuda a compensar el elevado desembolso inicial que precisa el acondicionamiento del local y el lanzamiento de la actividad. Se va a fijar un plazo máximo de siete años de alquiler y al final del mismo el emprendedor deberá decidir si adquiere el local en propiedad o lo abandona. Si opta por la compra todo el dinero abonado en alquileres se destinará a reducir el coste del local.

Este centenar de locales están distribuidos por varias zonas de Gasteiz con cerca de 60 lonjas en Zabalgana, otras 20 en Salburua y una veintena de ellas en el Casco Medieval. Con esta iniciativa se pretende también "promover la implantación de un nuevo tejido comercial local en estos barrios y la zona más antigua de la ciudad", desgranó el regidor en el cierre de la segunda jornada del pleno de política municipal.

De esta manera se respalda también le objetivo de que la economía a nivel local tenga más facilidades a la hora de afrontar las secuelas que ha dejado el azote del covid-19 durante los últimos meses en la capital alavesa.