Cerrojazo a la actividad empresarial

Álava pide flexibilizar el decreto para que la economía no entre en "coma"

González ha opinado que el decreto "se podía haber hecho de otra manera" y ha pedido una moratoria

31.03.2020 | 15:33
Trabajadores en una desolada Plaza de la Virgen Blanca

Vitoria. El diputado general de Álava, Ramiro González, ha reclamado al Gobierno español flexibilizar el decreto que paraliza la actividad económica, puesto que "un cierre industrial masivo" llevará a la economía alavesa a "una situación de coma de la que sería difícil salir".

González ha opinado que el decreto "se podía haber hecho de otra manera" y ha pedido una moratoria, tal y como ha ocurrido en otras comunidades. "Si se ha hecho en Asturias, se puede hacer perfectamente en Álava y Euskadi", ha expuesto para recordar que "el 33 % del PIB" (producto Interior Bruto) del territorio depende de la actividad industrial.

El mandatario alavés ha expresado que "se está a tiempo aún de mejorar el decreto" con el objetivo de permitir que una parte de la industria continúe con su actividad y "que las empresas no cierren por completo".

El Gobierno foral ha defendido que la medidas no se pueden aplicar por igual en todas las comunidades autónomas, puesto que tienen "grandes diferencias" a nivel económico y tejido productivo y, en el caso de Álava "su fortaleza es la industria".

Por otra parte, González ha informado de que la Diputación junto con lo principales agentes económicos del territorio ha impulsado una página web, www.ayudasarabacovid19.eus, que, a partir de este miércoles, informará a las pymes, autónomos, empresas y comercios de "las medidas, normas y ayudas" promovidas por las instituciones, incluye también guías de actuación y un servicio de asesoramiento personalizado.

Un total de 86 empleados de los 997 trabajadores de la plantilla foral acuden presencialmente a trabajar, un 10 % del total, tras la entrada en vigor del real decreto 10/2020 que suspende toda actividad laboral, salvo aquella considerada esencial.

El resto del personal, 738 se encuentran teletrabajando desde sus domicilios y 123 empleados disponen de un permiso especial por tener a su cargo a menores y mayores dependientes; mientras que el resto, 50 trabajadores, están en situación de baja laboral.