Gestionado por el grupo Alavés-Baskonia

La pista de hielo de Bakh acumula casi 1,5 millones de euros de pérdidas

La concesión se cumplirá en 2031 y en los once años que restan desde el Grupo Baskonia-Alavés intentarán "mantener el contrato" porque adquirieron un compromiso

03.03.2020 | 16:15
Pista de hielo del Bakh

Vitoria. El responsable de Relaciones Institucionales del Grupo Baskonia-Alavés, Jesús Vázquez, desveló este martes que la pista de hielo municipal ubicada en la ciudad deportiva Bakh y que gestiona el grupo a través de un concurso público, acumula 1,47 millones de euros de pérdidas desde que comenzó la concesión en 2006.

En un encuentro con los medios de comunicación, el representante del Grupo Baskonia-Alavés solicitó la revisión de la fórmula que marca la cantidad económica que abona el Consistorio por esta prestación, puesto que señala que es "ilógica" ya que se fundamenta en el euribor, al estar relacionada con los gastos de amortización y explotación.

La bajada de este índice en los últimos diez años provocó que los costes llegaran a 359.000 euros en 2017, casi la mitad de la prestación inicial que se estableció en 650.000 euros, después de analizar los costes derivados y la construcción de la pista.

"No es correcto que Bakh se esté beneficiando de la gestión de la pista de hielo como dicen", aseguró Jesús Vázquez, que añadió que el año que más dinero ingresaron fueron 42.000 euros por encima del precio fijado inicial, mientras que "los diez últimos años han sido de pérdidas".

En la actualidad, señalan que la repercusión de la fórmula deja el precio muy por debajo de la base de licitación de hace 15 años y añaden que "mientras estos números descienden, los costes de personal han subido de 130.000 a 236.000 euros y todo el mundo sabe lo que ha subido la energía".

Por eso, esperan que la institución acoja su petición de aplicar el IPC a la base de licitación original "para que no sea perjudicial para nadie.

La concesión se cumplirá en 2031 y en los once años que restan desde el Grupo Baskonia-Alavés intentarán "mantener el contrato" porque adquirieron un compromiso, pero Jesús Vázquez apuntó que "si la situación se alarga" tendrán que encontrar soluciones juntos.

El responsable institucional remarcó que cuando Bakh consiguió el concurso tenía claro que "no era un elemento para ganar dinero, sino un motor tractor para hacer más atractiva la instalación" y subrayó que "es el Ayuntamiento el que decide qué servicio se presta, qué horarios y a qué precios".

Más información