Serán 4 millones anuales

URA cree que Ayala deberá consorciar con otros entes cuando lleguen las depuradoras

02.03.2020 | 01:46
Imagen del río Nervión a su paso por el medio de la localidad de Llodio.

Amurrio – Tras décadas de retraso, la cuenca alta del río Nervión estará depurada para finales de 2023. Sin embargo, la puesta en funcionamiento de las estaciones depuradoras de aguas residuales de Basaurbe y Markijana traerá otra cuestión de no menor interés: los cuatro millones anuales que costará su mantenimiento y que, en base a la normativa marco europea, deberán revertir en los recibos de los contribuyentes. "El Consorcio de Aguas de Ayala, Kantauriko Urkidetza, ya hizo hace unos años un estudio previendo esta situación que estimaba que tendría que quintuplicar las tarifas actuales para poder cubrir el coste integral del agua que requiere Europa", indica Ernesto Martínez de Cabredo, director de la Agencia vasca del Agua.

En este sentido, el máximo responsable de URA señala que "no se trata de asustar a nadie, pero es necesario que este asunto se vaya analizando para tomar la mejor decisión". Y es que Martínez de Cabredo opina que la comarca ayalesa tiene la necesidad de consorciarse en un ente de mayores dimensiones al actual para poder afrontar con garantías los cambios que llegarán con las nuevas depuradoras, ya que "en la actualidad no estamos preparados para hacerlo en solitario".

De hecho, el coste de mantener las depuradoras y el resto de las instalaciones que llevan el agua a las casas, como se ha citado, va a ser tan grande que la tarifa resultará imposible para la población. Por eso, desde URA se considera que la opción más correcta es sumarse a una entidad mayor, con población suficiente para mantener las instalaciones sin subir demasiado los precios porque en solitario no sería viable.

En este punto, sólo hay dos alternativas: la adhesión al consorcio Urbide, promovido por la Diputación alavesa para aglutinar en una sola entidad a todo el territorio; o hacerlo con el Consorcio de Bizkaia. De modo paralelo, entidades como el municipio de Okondo o varias juntas administrativas que hasta ahora van por libre, también deberán tomar una decisión sobre esta vital cuestión.

Ciclo integral De momento, el Consorcio de Aguas Kantauriko Urkidetza (CAKU) ya trabaja en esta materia, de un tiempo a esta parte, de cara a tener bajo su ala a toda la población de la Cuadrilla ayalesa. La última puerta a la que ha llamado ha sido a la del Ayuntamiento de Artziniega a quien ha propuesto que le ceda la gestión de la red en baja; es decir, la del suministro de agua de consumo que va desde el depósito a los domicilios, comercios, bares, colegios o industrias.

A día de hoy, la gestión (mantenimiento, reparación, revisión de contadores o cobro de la tarifa de consumo, entre otros) la lleva a cabo el propio Ayuntamiento, mientras que el Consorcio se encarga de la llamada red en alta; o lo que es lo mismo, la que va desde el pantano al depósito. En concreto, la propuesta que les han trasladado es que cedan dicho servicio al Consorcio y que este gestione todo el ciclo del agua de una manera integral y completa como ya lo hace en Amurrio, Ayala y, "en breve, lo hará en Llodio", adelantaron.

Lo que sí tiene ya confirmado Artziniega es que sus aguas residuales no se depurarán mediante el plan de saneamientos puesto en marcha para el Alto Nervión, sino que lo harán a través de otro proyecto, previsto redactarse este año y con un coste estimado de 4,8 millones de euros a asumir por URA, con el que también se quiere resolver la situación de zonas aisladas de Bizkaia que vierten sus aguas sucias al río Cadagua.

Y es que la solución pensada para Artziniega es construir un colector de un kilómetro, que necesitará un sistema de bombeo, para enlazar con la red de saneamiento del municipio vizcaíno de Gordexola. De allí, a través de una tubería de cuatro kilómetros, llegará hasta la depuradora de Güeñes, desde donde se enviarán las aguas al cauce del río Cadagua. La obra está contemplada en el acuerdo marco de infraestructuras hidráulicas firmado en 2017 con la Diputación Foral de Álava.

Cifras

2

depuradoras

Son las que aún se tienen que construir en el Alto Nervión, en Basaurbe y Markijana. Sus proyectos ya están aprobados y su construcción será progresiva.

 

 

2023

año

Es la fecha en la que las aguas que se revierten al Nervión deberán estar tratadas. La normativa europea impone este tipo de procesos en el ciclo integral del agua.

 

 

2

opciones

El Consorcio de Aguas Kantauriko Urkidetza, responsable de la gestión del agua en la Cuadrilla de Ayala, podrán conveniar, si así lo decide, con el consocio auspiciado por la Diputación Foral de Álava (Urbide) o hacerlo con el Consorcio de Aguas de Bilbao.