Los análisis practicados por Osakidetza han detectado hasta la fecha diez infecciones por viruela del mono en Álava, una decena de casos que afortunadamente han cursado siempre con síntomas leves y no han requerido de ingreso hospitalario. Todos los pacientes se han recuperado en sus domicilios tras pasar por el requerido aislamiento y, mientras tanto, han sido seguidos de forma ambulatoria por el propio Servicio Vasco de Salud. En total, los positivos detectados en Euskadi hasta el pasado viernes 12 ascienden a 183, de los que la mayoría han aflorado en el territorio de Bizkaia (137), seguido por Gipuzkoa (36). 178 han sido hombres y cinco, mujeres.

La viruela del mono, también conocida como monkeypox, es una infección causada por un virus de la familia de esta enfermedad ya erradicada en el mundo y cuyos síntomas pueden ser inespecíficos y aparecer entre cinco y 21 días tras la exposición. Suele provocar cuadros leves, como fiebres, mialgias, adenopatías y erupciones similares a la varicela en manos y cara, y desaparecer por sí misma. Sin embargo, en algunos casos puede derivar en una patología más grave, sobre todo en niños, embarazadas y personas inmunocomprometidas.

Desde que el pasado 15 de mayo Reino Unido lanzara la primera alerta internacional tras la detección de los primeros casos de viruela del mono dentro de su territorio, se han reportado dos fallecimientos por esta patología en el Estado español.

La enfermedad se trasmite de persona a persona mediante el contacto directo con las vesículas o con el contacto prolongado y cercano con secreciones respiratorias, así como con objetos contaminados con fluidos corporales de una persona infectada como pueden ser prendas, ropa de cama o toallas. En la actualidad, Osakidetza recuerda que las relaciones sexuales “suponen el mayor riesgo de transmisión al haber un contacto directo entre piel y mucosas”.

APUNTES

Diez casos leves. Los análisis practicados por Osakidetza han detectado hasta la fecha diez infecciones por viruela del mono en Álava, una decena de casos que han cursado siempre con síntomas leves y no han requerido de ingreso hospitalario. Todos los pacientes se han recuperado en sus domicilios tras pasar por el requerido aislamiento y, mientras tanto, han sido seguidos de forma ambulatoria por el propio Servicio Vasco de Salud.

Los síntomas. También conocida como monkeypox, la viruela del mono es una infección causada por un virus de la familia de esta enfermedad ya erradicada en el mundo y cuyos síntomas pueden ser inespecíficos y aparecer entre cinco y 21 días tras la exposición. Suele provocar cuadros leves, como fiebres, mialgias, adenopatías y erupciones similares a la varicela en manos y cara, y desaparecer por sí misma. Sin embargo, en algunos casos puede derivar en una patología más grave, sobre todo en niños, embarazadas y personas inmunocomprometidas.

Vacunación. Una de las principales novedades –y esperanzas– de cara al control de esta enfermedad, de la que ya se han detectado más de 5.000 casos en España, es que ya ha comenzado a vacunarse a la población considerada de riesgo. Todavía de forma muy residual, eso sí, dado que existe una limitación del suministro.

Aunque los primeros positivos de monkeypox detectados en la CAV estaban relacionados con brotes localizados fuera de Euskadi, los nuevos contagios confirmados no tienen ningún vínculo epidemiológico con casos detectados en otras comunidades, sino que son contactos estrechos de casos anteriores o nuevos casos hallados a nivel local.

Una de las principales novedades –y esperanzas– de cara al control de esta enfermedad, de la que ya se han detectado más de 5.000 casos en España –es el segundo país del mundo con mayor prevalencia, tras Estados Unidos–, es que ya ha comenzado a vacunarse a la población considerada de riesgo. Todavía de forma muy residual, eso sí, dado que existe una limitación del suministro.

La campaña, en concreto, comenzó en Euskadi el lunes 1 de este agosto y en sus dos primeras semanas Osakidetza ha administrado 121 dosis de las 141 recibidas, según los últimos datos hechos públicos por el propio Servicio Vasco de Salud.

Todas las dosis asignadas al territorio alavés según la distribución de la población elegible, un total de 14, han sido ya administradas. Por ahora solo se inoculará una dosis de la vacuna y la pauta se completará cuando exista una mayor disponibilidad de preparados. Osakidetza llevó a cabo una “captación activa” de la población elegible, aquellas personas que cumplen con los criterios recogidos en las recomendaciones de vacunación de la Comisión de Salud Pública. A medida que se reciban más vacunas, el Servicio Vasco de Salud ampliará el campo.

Pre y post exposición

La vacuna contra la viruela del mono se está empleando tanto antes como después del posible contacto con el virus. En el caso de la preexposición, la vacunación está dirigida en exclusiva a personas de entre 18 y 45 años que mantengan prácticas sexuales “de alto riesgo”, que no hayan pasado la enfermedad previamente y que no hayan recibido la vacuna frente a la viruela con anterioridad.

En el caso de la postexposición al virus, la vacuna se encuentra indicada en los primeros 14 días tras el contacto y dirigida a contactos estrechos de los casos confirmados y con alto riesgo de enfermedad grave. Se trata de los grupos ya mencionados antes, las mujeres embarazadas, la población infantil y las personas inmunodeprimidas.

La cifra

141 Dosis de la vacuna ha recibido Osakidetza, 14 de ellas asignadas a Álava.

En Euskadi: Casos detectados (a 12 de agosto)

Bizkaia 137

Gipuzkoa 36

Álava 10