La UE defiende a Irán ante el intento de sanción de Trump

Estados Unidos pretende aplicar penalizaciones recogidas en el acuerdo nuclear de 2015, a pesar de que se salió de él en 2018

16.08.2020 | 23:28
Trump llegando a una rueda de prensa en la Casa Blanca. Foto: Efe

TEHERÁN – La Unión Europea e Irán recordaron al presidente estadounidense, Donald Trump, que no puede imponer sanciones a Teherán usando los mecanismos del acuerdo nuclear de 2015. Según el acuerdo, los países firmantes gozaban de la potestad de amonestar a Irán si percibía que incumplía sus obligaciones con el pacto, pero Estados Unidos lo abandonó en 2018, precisamente durante el mandato del actual mandatario.

Trump contempló esta opción después de que el Consejo de Seguridad de la ONU rechazara el viernes prorrogar el embargo de armas que actualmente pesa sobre Irán.

De un tiempo a esta parte, Irán se ha ido desvinculando de sus compromisos tras acusar a la UE de falta de apoyo frente a la reanudación de las sanciones norteamericanas que comenzó cuando Trump decidió retirarse del acuerdo. Sin embargo, Europa entiende que la retirada de Washington le incapacita para emitir nuevas opiniones al respecto a pesar de ser uno de los firmantes originales.

El máximo responsable diplomático del bloque europeo, Josep Borrell, explicó ayer la imposibilidad de que Washington solicite a los países firmantes que impongan sanciones adicionales a la república islámica de acuerdo con los principios del tratado.

"Dado que Estados Unidos se retiró unilateralmente del acuerdo en mayo de 2018 y que, desde entonces, no ha participado en ninguna estructura o actividad del mismo, no puede considerarse que este país sea un participante", aclaró Borrell, que concluyó: "Por lo tanto, consideramos que Estados Unidos no está en posición de recurrir a mecanismos reservados para los integrantes del acuerdo".

De igual modo se pronunció el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif: "Los americanos se fueron en mayo de 2018, y saben perfectamente que su petición es ilegal y, por lo tanto, absolutamente inaceptable".