Complementario al tratamiento médico

Un estudio investiga si el ejercicio mejora las secuelas del covid

La Universidad Pública de Navarra analiza si la actividad física puede reducir síntomas persistentes

14.11.2021 | 00:11
Dos jóvenes practicando deporte en Donostia durante la última prórroga del estado de alarma. Foto: Gorka Estrada

Pamplona – La Universidad Pública de Navarra ha recibido financiación en la última convocatoria del Ministerio de Ciencia e Innovación para realizar un proyecto de investigación que estudia los efectos de un programa de ejercicio físico multicomponente sobre el sistema inmune, el perfil inflamatorio, la condición física y los síntomas percibidos persistentes en personas que han pasado el covid-19.

El proyecto, en marcha desde verano, plantea que con una determinada actividad física durante seis semanas, se podría reducir los síntomas percibidos en este tipo de pacientes de covid-19. El programa, complementario al tratamiento médico estándar, "busca también la mejora del perfil inmunológico como la reducción del proceso inflamatorio que habitualmente se instaura en la mencionada enfermedad", indican sus promotores. También se estudiarán los resultados en la condición física, la composición corporal, la función vascular y el metabolismo en general, según apunta el equipo investigador.

El ensayo clínico incluía una selección aleatoria de personas de entre 18 y 60 años que hubiesen dado positivo en covid y que presentasen algunos de los siguientes síntomas meses después del alta: fatiga, cefaleas, dolor muscular, dificultad para respirar, ansiedad, insomnio o cambios de humor, así como pérdida o variación de peso.

Como es una enfermedad nueva, explican, "gran parte del curso clínico sigue siendo incierto, en particular, las posibles consecuencias para la salud a largo plazo". En este sentido, apuntan, "se ha informado de que personas sobrevivientes manifiestan fatiga y disnea con esfuerzos mínimos, así como dolor en las articulaciones y el pecho. Además de estos síntomas generales, se ha informado disfunción de órganos específicos", indican.

A su juicio, "existen evidencias de que una sesión de ejercicio físico induce un ambiente antiinflamatorio y es probable que sus efectos varíen" dependiendo del tipo de ejercicio".

Al detalle

Equipo de la UPNA y el hospital universitario

El proyecto, que se encuentra en estos momentos en plena recogida de datos, está dirigido y supervisado por el catedrático de Ciencias de la Salud de la UPNA Mikel Izquierdo, responsable del Grupo Ejercicio Físico y calidad de vida (E-Fit) de Navarrabiomed, y el profesor de la UPNA Robinson Ramírez-Vélez. También participan los doctores Julio Oteiza y Patricia Fanlo, del Hospital Universitario de Navarra.

noticias de noticiasdealava