Ampliado el acceso en la sanidad pública a la reproducción asistida

Las mujeres lesbianas, sin pareja y personas trans podrán hacer uso desde hoy de estas técnicas

10.11.2021 | 00:06
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, recibe las felicitaciones tras la firma de la orden. Foto: E.P.

Madrid – Las mujeres lesbianas, sin pareja y personas trans podrán acceder desde este miércoles a las técnicas de reproducción asistida (RHA) en el sistema sanitario público, en virtud de la modificación del anexo III del Real Decreto 1030/2006, de 15 de septiembre, por el que se establece la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud, y que apareció publicada ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Hasta ahora, solo podían acceder a estas técnicas en el sistema sanitario público las personas que se hubieran sometido a un estudio de esterilidad y que se encontraran en dos situaciones: la existencia de un trastorno documentado de la capacidad reproductiva, constatada tras el correspondiente protocolo diagnóstico, y la ausencia de consecución de embarazo tras un mínimo de 12 meses de relaciones sexuales con coito vaginal sin empleo de métodos anticonceptivos.

Con la modificación de esta orden, que se publicó ayer, a partir de hoy también podrán acceder a estas técnicas en el sistema sanitario público, las "mujeres sin pareja, personas transexuales que conservan la capacidad de gestar y mujeres lesbianas".

Esta Orden Ministerial que actualiza la Cartera de Servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) fue firmada el pasado viernes por la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

Unas 8.500 mujeres Según las estimaciones de la Dirección General de Cartera Común de Servicios del SNS y Farmacia del Ministerio de Sanidad, cerca de 8.500 mujeres podrían optar a las técnicas de reproducción asistida en el marco de la cartera común de servicios como consecuencia de la norma.

Aunque se ha aprobado ahora, la medida fue anunciada hace más de tres años, en julio de 2018, coincidiendo con la celebración del Orgullo LGTBI, por la exportavoz del Gobierno Isabel Celaá, pocas semanas después de la entrada al Ejecutivo de Pedro Sánchez.

La previsión de su implantación en aquel momento era "el primer trimestre de 2019", según detalló Celaá en rueda de prensa tras Consejo de Ministros, pero la convocatoria de nuevas elecciones, la agenda del Gobierno y la pandemia de covid-19 fueron finalmente postergando su aprobación.

Las mujeres sin pareja y mujeres lesbianas podían acceder a la reproducción asistida pública desde 2006, a través a una norma promulgada durante la etapa como presidente del socialista José Luis Rodríguez Zapatero. Si bien, en noviembre de 2014, el Ministerio de Sanidad liderado por la popular Ana Mato decidió restringir este derecho a nivel estatal, aunque la mayoría de comunidades autónomas decidieron de motu proprio seguir ofertándolo a pesar de la falta de seguridad jurídica.

Durante el acto de firma de la Orden Ministerial en la sede del Ministerio de Sanidad, el pasado viernes, al que acudieron representantes de los colectivos feministas y LGTBI, la ministra Darias defendió que "son derechos que nunca tenían que haberse suprimido".

La orden también recoge una nueva unidad asistencial, el banco de oocitos, que "bajo la responsabilidad de un facultativo integrado en el correspondiente equipo biomédico, tiene como finalidad conservar y garantizar la calidad de los oocitos para su posterior aplicación en las técnicas de reproducción humana asistida o su utilización en proyectos de investigación legalmente autorizados".

Por último, las actividades de procesamiento, preservación y almacenamiento, de oocitos propios y de donante, "se entienden comprendidas en esta oferta", además, "desarrollan las actividades precisas para la captación, selección y evaluación de las donantes".

noticias de noticiasdealava