Los rastreadores de Osakidetza trabajarán para detectar la necesidad de ayuda emocional

Sagardui ha subrayado la importancia de combatir tanto los efectos físicos como las secuelas psicológicas del coronavirus

02.06.2021 | 15:33
La investigación, la coordinación y el trabajo en equipo es clave en la labor de los rastreadores.

Osakidetza incorporará a sus equipos de rastreo y vigilancia de casos de covid-19 al programa de apoyo emocional a personas infectadas por el virus, a sus familiares y a los profesionales sanitarios que hacen frente a la pandemia, según ha anunciado la consejera de Salud del Gobierno vasco, Gotzone Sagardui.

Este programa, desarrollado a través de la Red de Salud Mental de Osakidetza-Servicio Vasco de Salud, se puso en marcha en marzo del año pasado, y desde entonces ha prestado 5.000 asistencias a través de sesiones individuales, grupales, presenciales o por vía telemática.

La consejera de Salud, en su habitual comparecencia en el Parlamento Vasco para informar sobre la evolución de la pandemia, ha destacado en los 15 meses que lleva funcionando, esta iniciativa ha ofrecido "muy buenos resultados".

Sagardui, que subrayado la importancia de combatir tanto los efectos físicos como las secuelas psicológicas del coronavirus, ha explicado que a partir de ahora, Osakidetza incorporará a este programa de apoyo emocional a sus equipos de investigación y rastreo de posibles nuevos casos de Covid-19.

DETECCIÓN "PRECOZ"

La consejera ha explicado que los profesionales que integran estos equipos son los que tienen un "primer conocimiento" de las personas contagiadas, así como de sus contactos directos, por lo que pueden observar de forma "precoz" la situación de quienes pueden requerir un "apoyo emocional" debido al impacto que les ha causado el coronavirus.

A partir de ese conocimiento inicial de las personas que se encuentran en esta situación, estos equipos derivarán a estos pacientes al programa de apoyo emocional que desarrolla la Red de Salud Mental de Osakidetza.

EXPERIENCIA PILOTO EN DONOSTIALDEA

La colaboración entre los equipos de rastreo y los profesionales que trabajan en el programa de apoyo emocional a enfermos de covid, a sus familiares o a sanitarios que combaten la pandemia, ya se ha iniciado en la Organización Sanitaria Integrada (OSI) Donostialdea, aunque Sagardui ha informado de que, tras esta experiencia piloto, el objetivo es ampliar esta fórmula al resto de Euskadi.

"Se trata de adelantarnos a la pandemia y a sus posibles efectos", ha explicado la consejera de Salud del Gobierno vasco, quien ha reiterado su llamamiento a la "prudencia" y al mantenimiento de las medidas preventivas para evitar nuevos contagios

noticias de noticiasdealava