La familia de Maribel Tellaetxe ve cumplida su reivindicación

18.03.2021 | 23:39

Portugalete – La reivindicación de la familia de Maribel Tellaetxe –la portugaluja enferma de Alzheimer que dejó por escrito que no quería seguir viviendo en el momento que no reconociese a sus seres queridos– se hizo realidad ayer al mediodía con la aprobación definitiva en el Congreso de los Diputados de la Ley de Muerte Digna, un texto que convierte al Estado en el séptimo país del mundo en contar con una legislación al respecto. Para vivir en primera persona ese instante histórico, se desplazaron hasta Madrid el viudo de Maribel, Txema Lorente; y sus hijos Danel y David, los tres rostros más visibles de SOS Amatxu, la plataforma que hace dos años y medio mostró el drama de Maribel Tellaetxe al mundo. "Ha sido un momento muy emocionante, en mi vida había estado tan emocionado. Se ha conseguido lo que era una demanda social. No termino de creérmelo", declaró emocionado Txema Lorente.

El y sus hijos han sido durante los últimos dos años y medio unos de los rostros más visibles en favor de la despenalización de la eutanasia y el suicidio asistido, una cuestión que ya fue un tema candente en la opinión pública en los 90 cuando Ramón Sampedro, un hombre gallego que quedó tetrapléjico en un accidente, solicitaba poder morir dignamente. Finalmente, Ramón Sampedro murió en 1998 tras ingerir, voluntariamente, cianuro. En el caso de la familia de Maribel Tellaetxe, fue una carta remitida por su hijo Danel a este periódico el primer paso de hacer pública la situación en la que vivía Maribel y su familia, quienes a causa de la legislación vigente hasta ayer, no podían hacer realidad su promesa de ayudarle a morir en el momento en el que Maribel no les reconociera. "Han sido dos años y medio de intensa lucha. Nos hemos tenido que desnudar constantemente, pero estamos agradecidísimos al apoyo que nos ha brindado la sociedad", recordó el viudo de Maribel. Ese respaldo se vio desde el primer día en el que se hizo público el drama de esta familia. Su cercanía y la claridad con la que explicaban el deseo de Maribel de morir y su incapacidad de hacerlo realidad ayudaron a que la opinión pública se volcase con esta cuestión hasta el punto de que, en tan solo tres meses, reunieron más de 180.000 firmas que entregaron en febrero de 2019 en el Congreso de los Diputados. Esas firmas fueron tan solo las primeras del más de un millón de apoyos que recabaron entre la campaña impulsada por SOS Amatxu y otras personas y colectivos que luchaban por la causa. "El millón de firmas que hemos presentado ha sido definitivo para impulsar esta ley", indicó Txema Lorente. Y es que, cuando entregaron las primeras firmas en febrero de 2019, el proyecto de ley estaba en la Mesa del Congreso, pero PP y Ciudadanos bloquearon su trámite para que se debatiese. El 6 de marzo de 2019, el cuerpo de Maribel decía "basta" y fallecía en el hospital San Juan de Dios de Santurtzi. Y ya en abril de ese mismo año, se presentó en sociedad La Promesa, el documental rodado por Danel Lorente sobre la situación en la que vivió su madre en sus últimos meses de vida. La cinta ha sido reconocida con un buen número de premios en festivales de cine y documentales de todo el mundo.

El pasado diciembre, el Congreso aprobó en primera instancia la ley y ayer volvió a dar su respaldo al texto. Ahora, una vez se ha aprobado la ley, la familia de Maribel se implicará para que la ciudadanía conozca el testamento vital. "El testamento vital es importante, porque una de las garantías de esta ley es que tenemos que dejar por escrito, estando en plenas facultades, nuestro deseo de morir dignamente. Nadie podrá decidir por nosotros", recordó Txema, el viudo de Maribel, una mujer que no pudo ver su deseo hecho realidad, pero cuyo legado es que otras personas en su misma situación sí puedan ser dueñas de su final.

noticias de noticiasdealava