Alerta sanitaria

Salud administrará todas las vacunas de Astra Zeneca

La reserva se reducirá a tres semanas pese al suministro irregular

04.03.2021 | 00:23
Vacunación a un sanitario de la red privada en Bilbao. Foto: José Mari Martínez

Vitoria – El Departamento vasco de Salud acelerará la administración de la vacuna de Astra Zeneca ya que el amplio periodo entre las dos dosis, de diez semanas, permite prever las roturas de suministro con suficiente antelación. Por ello, según explicó ayer la consejera Gotzone Sagardui, la reserva de segundas dosis se limitará a tres semanas, por lo que se administrarán todos los fármacos de forma inmediata que lleguen en el próximo mes y medio.

En su comparecencia semanal ante la Comisión de Salud, la consejera detalló que el martes llegaron a Euskadi 16.900 dosis de este fármaco, pero que la farmacéutica ya ha advertido de que, pese a que los problemas de suministro se compensarán a lo largo de este mes de marzo, en abril, mayo y junio solo enviará la mitad de las dosis comprometidas con la Unión Europea.

En estas circunstancias de "gran incertidumbre" debido a que el suministro "no es constante ni seguro", ha lamentado, "es difícil planificar más allá de una semana y gestionar la posible reserva que garantice las segundas dosis cuando corresponda".

Sin embargo, Sagardui explicó que, debido a que el tiempo de espera entre ambas inoculaciones es de entre 10 y 12 semanas, es posible corregir la escasez de dosis con suficiente antelación sin tener que reservar la mitad de todas las que se reciban. En este sentido, anunció que el departamento reducirá su stock máximo a tres semanas, "por lo que durante las próximas seis semanas continuaremos con la administración de la vacuna de Astra Zeneca en la totalidad de las dosis que vayamos recibiendo".

Actualmente, esta vacuna se está administrando a ertzainas, personal de pisos tutelados y viviendas comunitarias, personal de centro día de mayores, servicio de ayuda a domicilio, segundas líneas de la sanidad privada, trabajadores de farmacias, policías locales, nacionales y guardias civiles, bomberos, personal de educación infantil y especial y monitores de comedor, funcionarios de prisiones e inspectores de salud.

Además, el viernes llegaron a Euskadi 8.000 dosis de Moderna, la mitad de las previstas originalmente, y el lunes 29.000 de Pfizer, algo más de lo esperado. A día de hoy las vacunas de estas dos compañías "han cumplido con su objetivo prioritario: llegar las personas más vulnerables y los colectivos más expuestos".

Por último, Sagardui reiteró que "no hay cambios de estrategia" en el proceso de vacunación y que no se iniciará una inoculación masiva, como la testada en Illumbe, "hasta que las dosis lleguen de forma masiva".

Al detalle

Transmisión "muy alta". La tasa de incidencia se sitúa en 243,85, ralentizándose el descenso de las últimas semanas. Sagardui advirtió de que el objetivo es reducir esa cifra hasta los 60, por lo que la transmisión del covid sigue siendo "muy alta" en Euskadi, por lo que "ay que continuar manteniendo las medidas de precaución". El índice de reproducción se mantiene en 0,88, hay 126 personas en las UCI y 51 han fallecido en la última semana.

Santa Marina. Otros dos profesionales sanitarios de Santa Marina han resultado contagiados en el brote detectado en los últimos días en este hospital bilbaíno, con lo que ya son tres los infectados de este colectivo –dos de ellos vacunados– entre los 23 positivos en total, entre ellos 14 pacientes y 6 acompañantes.

"En abril, mayo y junio la farmacéutica solo enviará la mitad de las dosis comprometidas"

Gotzone Sagardui

Consejera de Salud

noticias de noticiasdealava