alerta sanitaria

Nafarroa pide a sus ciudadanos que “se autoconfinen” durante el puente festivo

Por tercer día consecutivo la Comunidad Foral supera los 400 positivos detectados, lo que vaticina futuras restricciones

11.10.2020 | 00:41
Sanitarios toman una muestra a una menor en el recinto ferial de Nafarroa. Foto: Iñaki Porto

Pamplona– Nafarroa está muy lejos de frenar el avance del coronavirus. Ayer, por tercer día consecutivo, superaron los 400 casos, lo que, a juicio del departamento de Salud, consolida el "repunte de casos" que se inició el miércoles. De hecho, volvió a batir el récord negativo de positivos durante la pandemia, que se había registrado el día anterior con 463 casos diagnosticados en una jornada. Una situación preocupante que llevó al Departamento de Salud a instar a la población a "reducir al mínimo posible la interrelación social y la movilidad, tanto dentro de Navarra como con otras autonomías, durante este puente festivo". Y es que, como insistió en una nota de prensa, "los brotes se dan mayoritariamente en reuniones sociales y familiares, tanto en espacios privados como públicos". No obstante, el Gobierno de Nafarroa no descarta adoptar más restricciones ante el cariz de la evolución de la pandemia.

Estar en pleno puente festivo, en el que la meteorología adversa puede llevar, además, a un mayor uso de los espacios interiores, los cuales son más propensos a la transmisión del virus, llevó al departamento a insistir en este llamamiento social y el propio director general de Salud, Carlos Artundo, pidió que "nos planteemos un fin de semana tranquilo, prácticamente autoconfinados" porque tenemos que bajar estas cifras "inmediatamente". No obstante, es la cuarta ocasión en 18 días que se superan los 400 casos.

Tras señalar que "llevamos ya tres días con un número de casos de PCR positivas muy importante en Navarra, estamos por encima de los 400", sostuvo que "obviamente tenemos que bajar esa cifra inmediatamente porque compromete al sistema asistencial, compromete también a la calidad de atención que podemos dar, a la economía, a nuestro futuro, nos compromete a todos y esto hay que bajarlo de todas las maneras".

Por ello, pidió que "nos planteemos un fin de semana tranquilo, prácticamente autoconfinados. Hay muchas cosas que se pueden hacer: leer, escuchar música, disfrutar de nuestra gente, de la familia, de pasear por las zonas verdes, por los parques, etc., pero, por favor, restringir la movilidad al máximo posible; de salir, de ir a pueblos, en fin, de moverse, y lo más importante, restringir las reuniones". En este sentido, incidió en la importancia de disminuir durante este fin de semana, que es largo, "los encuentros con otras personas, con otras familias, aparte de las personas con las que convivimos" para "empezar a torcer la curva de estos últimos días".

La semana pasada Salud consideró que las dos semanas próximas iban a ser "claves" para conseguir "aplanar curva", que era "un objetivo estratégico", y, lejos de hacerlo, la situación ha empeorado en los últimos días. Entre las razones que entonces adujeron para aplanarla, estaban que "hay que proteger a los vulnerables; hay que prevenir y minimizar el impacto sobre los servicios sanitarios, tanto en Atención Primaria, como en urgencias y, muy especialmente, en la UCI; hay que evitar la morbimortalidad, muy preferentemente en personas mayores; y tenemos que preservar la calidad de la atención de los servicios sanitarios", además de "atender otros procesos y patologías que están ahí".

La tasa más alta de positivos Otra de las cosas que llama la atención de los datos correspondientes al viernes facilitados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) es la elevada tasa de positividad de las PCR realizadas –la más alta, al menos, desde finales de mayo–, que es un factor de preocupación. Así, de las 2.588 pruebas que hizo el sistema público de salud en la última jornada –cifra inferior a la registrada los tres días previos, cuando se superaron las 3.000–, el 17,9% arrojó un resultado positivo. Ese mismo día, además, el coronavirus causó el fallecimiento de tres personas: una mujer de 81 años y dos hombres, de 84 y 75 años, respectivamente. De este modo, son ya 613 las personas que han perdido la vida por el covid-19 en territorio navarro.

En cuanto a los nuevos contagios, se reparten por toda la geografía foral, si bien el 61% se aglutina en Iruñea y su comarca. El 12% son del área de Tutera y el 9%, de la de Lizarra.