Tres muertos y seis heridos al arder un piso en Barcelona

El incendio fue declarado en un bajo de 30 metros cuadrados en la Barceloneta, donde vivían seis personas

15.08.2020 | 00:52
El barrio de la Barceloneta, donde ocurrió el incendio. Foto: Efe

barcelona – Un virulento incendio declarado ayer en los bajos de un edificio del barrio de la Barceloneta de Barcelona, en el que vivían seis personas de origen paquistaní en apenas 30 metros cuadrados, se saldó con tres muertos y seis heridos, uno de ellos en estado crítico.

El calentamiento de la instalación eléctrica, que las víctimas tenían pinchada sin medidas de seguridad, y con la que la pasada noche estaban cargando un número importante de baterías de vehículos es la hipótesis que Bombers de Barcelona baraja como la causa más probable del origen de este incendio.

El incendio se declaró minutos antes de las seis de la mañana, y además de los tres muertos el siniestro dejó varios heridos, todos ellos vecinos del primer piso del inmueble.

Una persona, que se encuentra en estado crítico, fue reanimada y, posteriormente, trasladada a la unidad de quemados del hospital Vall d'Hebrón, mientras que otras cuatro resultaron heridas leves por inhalación de humo y quemaduras. Asimismo, otra persona sufrió un ataque de ansiedad. Cuando se desató el incendio, las víctimas estaban cargando un número elevado de baterías de motocicletas y de triciclomotores turísticos que estaban colocadas bajo la cama debido a las reducidas dimensiones del piso.

Las víctimas mortales eran tres jóvenes paquistaníes que compartían con otros tres compatriotas un bajo de 30 metros cuadrados en el que solo había una litera y un pequeño baño y cocina, el resto dormía en cuatro colchones en el suelo. Este bajo, por el que pagaban unos 700 euros, no sufrió daños estructurales.

De las tres personas muertas solo una tenía la documentación en regla, mientras otro tenía familia en Pakistán, según relataron los vecinos de las víctimas. Dos de estos fallecidos vendían bebidas en la playa y la tercera víctima se dedicaba a transportar turistas en bicicletas eléctricas.

De las condiciones en las que vivían las víctimas se hizo eco el concejal de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona Jordi Coronas, quien denunció en su cuenta de Twitter que este siniestro "pone de manifiesto el problema de los locales patera en condiciones inhumanas".