El coronavirus castiga a Bizkaia especialmente

El territorio concentra el 70% de los nuevos casos en la última jornada

13.08.2020 | 23:22
Nekane Murga constató ayer en una rueda de prensa en Bilbao la gravedad de la situación. Foto: Efe

Bilbao – El virus se hace fuerte en Bizkaia donde la evolución de la epidemia es especialmente alarmante. Con 402 nuevos infectados en la última jornada, el territorio concentra más del 70% de los contagios, 173 más que un día antes. Destaca como zona roja, la capital vizcaina, con 156 contagios, mientras que Barakaldo alcanza los 47; Portugalete, 36, y Sestao, 28. Zamudio, Getxo y Erandio superan los diez casos. "Todos los indicadores confirman que la afirmación de que el coronavirus gana terreno es una realidad", se lamentó ayer en rueda de prensa Nekane Murga, quien recordó que, en la última semana, cinco personas fallecieron a causa del covid-19 y que "el virus ha vuelto a aparecer" en las residencias de personas mayores.

26 residentes y varios profesionales dieron positivo por covid-19 en la residencia de Truiuondo, en Zamudio, al igual que otros 17 residentes y cinco trabajadores de un centro de mayores de Bilbao. La Diputación Foral de Bizkaia no precisó el número de trabajadores infectados en Truiuondo, donde todos los residentes son asintomáticos, ni identificó la residencia de Bilbao con casos. En otro centro de mayores de la capital fueron detectados positivos entre profesionales que han llevado a hacer PCR generalizadas, cuyo resultado ha sido negativo para los usuarios. Los residentes infectados se encuentran aislados en sus habitaciones y fueron suspendidas las actividades presenciales. El número de trabajadores con positivo confirmado hasta ayer era de 36, y los trabajadores en aislamiento –sin confirmación de covid-19–, 66. Adicionalmente, la unidad especializada de Birjinetxe para atender coronavirus acogía a 29 personas, de las que quince son usuarias de la red foral, en tanto que catorce realizan la cuarentena tras su ingreso hospitalario.

El diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, que se reunió con Nekane Murga, manifestó su preocupación porque "las residencias son parte de la sociedad y el repunte de casos positivos también llega a ellas". Rementeria y Murga coincidieron en reforzar la colaboración. Los responsables institucionales no especificaron medidas concretas, pero no se descarta que en Bizkaia se puedan tomar medidas más restrictivas en las residencias de mayores, en el transporte, así como recortes de aforo y horarios en determinadas localidades similares a los activados puntualmente ante algunos focos declarados anteriormente en Gipuzkoa

Murga insistió en que el Departamento de Salud y los servicios jurídicos valoran lo que podría aportar el toque de queda que deslizó el lehendakari, Iñigo Urkullu. Y basó su argumentación en que "el ocio que puede haber a partir de ciertas horas en la calle está protagonizado por personas que no suelen mantener ni las mascarillas ni el distanciamiento social".

Por su parte, Ignacio Garitano, coordinador del Plan de Vigilancia y Control de la pandemia, en relación a la precaria situación de la Atención Primaria, reiteró que con la red de rastreo "se ha contratado a cientos de personas para apoyar". En todo caso, aseguró que, "en Medicina Familiar y Comunitaria y Enfermería no hay profesionales para contratar. Yo siempre digo que si alguien conoce a un especialista de esta materia que esté en paro, que le ofrezca venir a Osakidetza porque les contrataremos ahora, en otoño y en invierno", aseveró Murga.