La Justicia francesa absuelve a ‘Josu Ternera’ de pertenecer a ETA

El tribunal concluye que no hay pruebas de que tuviera un rol activo en la banda entre 2011 y 2013

01.09.2021 | 23:43
José Antonio Urrutikoetxea abandona el Tribunal Correccional de París tras escuchar el fallo. Foto: Efe

parís – La Justicia francesa absolvió ayer al exjefe de ETA José Antonio Urrutikoetxea, Josu Ternera, de un delito de pertenencia a organización terrorista por el que la Fiscalía gala pedía cinco años de prisión. En el juicio celebrado el pasado junio, el Ministerio Público consideró que Urrutikoetexea no dejó de formar parte de ETA hasta que anunció su disolución en mayo de 2018, pese a que él insistiera, en el marco de su defensa, en que dejó la organización en septiembre de 2006.

El Tribunal Correccional de París desestimó ayer la petición de la Fiscalía después de que las tres juezas que componían la sala consideraran que no hay elementos "ni materiales ni intencionales" que acrediten que el acusado ejerció un papel activo en la organización entre 2011 y 2013. Aunque él mismo haya reconocido que vivió en la clandestinidad entre 2002 y su arresto en mayo de 2019, las magistradas recuerdan que no se le encontraron armas, ni documentos falsos ni pruebas de que mantuvo contacto con otros miembros de la banda en el periodo de la inculpación.

Sobre su presencia en Noruega entre finales de 2011 y comienzos de 2013 junto a los etarras David Pla e Iratxe Sorzabal para intentar negociar con el Gobierno español, es una cuestión que queda fuera de la competencia del tribunal. Las magistradas aseveran que haber estado implicado en los intentos para el fin de la acción violenta de ETA –como el mismo Urrutikoetxea aseguró en el juicio– no puede conducir a una condena por terrorismo.

La Fiscalía, que teóricamente puede recurrir, en el proceso de junio había pedido una pena de cinco años de cárcel con el argumento de que seguía formando parte de la organización terrorista, no solo durante el periodo de acusación, entre 2011 y mediados de 2013, sino hasta que él mismo se encargó de anunciar la disolución de la banda en mayo de 2018. Urrutikoetxea, sin embargo, dijo que, aunque estuvo viviendo en la clandestinidad, había salido de ETA en septiembre de 2006 porque consideraba que había que abandonar la lucha armada. De acuerdo con su versión, esa misma oposición al empleo de la violencia es la que explica que estuviera en Noruega con Sorzabal y Pla.

Josu Ternera, que está en libertad condicional desde finales de julio de 2020, tiene pendiente otro juicio en Francia por su presunta pertenencia a ETA entre 2002 y 2005. A ello se suman sus cuentas pendientes con la Justicia española. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional confirmó el pasado julio su procesamiento por el atentado cometido en 1987 contra la casa cuartel de Zaragoza, que dejó once muertos, incluidos seis niños. Este procesamiento llegaba después de que la Corte de Casación de París autorizara en noviembre de 2020 su entrega definitiva a España por este atentado. Dicha Corte de Casación también acordó su entrega por la causa sobre la financiación de la organización armada a través de las herriko tabernas. La Audiencia Nacional le reclamaba asimismo por una causa sobre delitos de lesa humanidad en la que hay procesados otros exdirigentes de la banda, pero en este caso las autoridades francesas denegaron la devolución a España.

Urrutikoetxea, de 70 años, fue detenido en mayo de 2019 en Sallanches, en los Alpes franceses, tras permanecer casi 17 años en la clandestinidad. En junio de ese año, el Tribunal de Apelaciones francés le puso en libertad provisional por motivos de salud, pero cuando abandonaba la prisión de La Santé fue retenido una vez las autoridades francesas se cercioraron de que la Audiencia Nacional le requería por varias causas. Desde el pasado 13 de agosto cumple su libertad provisional sin pulsera telemática después de que la Justicia gala acordara nuevos beneficios penitenciarios.

Cárcel de Basauri

Relevo a un mes del traspaso

Cambio de director. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha nombrado a Vicenta Alonso como nueva directora de la cárcel de Basauri. Su antecesor en el cargo, José Ángel Badiola, que deja el puesto por motivos personales, continuará trabajando en la prisión en un puesto de menor entidad, como director de Programas. La nueva responsable del centro era hasta la fecha subdirectora de Tratamiento. Este relevo se produce exactamente a un mes de que se produzca la transferencia a Euskadi de la competencia de prisiones, prevista el 1 de octubre.

Reunión con la consejera. Se da la circunstancia de que José Ángel Badiola se reunió con la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, el pasado 2 de junio durante una visita a las cárceles de Basauri y Martutene, en la antesala del traspaso de la competencia de prisiones. De dichos encuentros trascendió la receptividad de los directores al nuevo modelo penitenciario.

noticias de noticiasdealava