Amaiur: símbolo de memoria democrática

08.08.2021 | 00:40

UNA EXPOSICIÓN abierta en la localidad navarra de Elizondo PRETENDE PONER EN VALOR EL TRABAJO DE una generación que luchó en defensa de las libertades

La Casa de Cultura Arizkunenea, en Elizondo (Nafarroa), acogerá hasta el mes de octubre la exposición Amaiur, Memoria Democrática 1922-1936, una exposición que tiene como objetivo principal realizar un recorrido histórico de este emblemático lugar de memoria, referente en la historia de Navarra.

Ayer tuvo lugar el acto inaugural de la exposición, en la que participaron Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados; el presidente del Euzkadi Buru Batzar del PNV, Andoni Ortuzar; Isabel Aleman, alcaldesa de Amaiur; o Juantxo Agirre, secretario general de Aranzadi. También acudieron como invitados Unai Hualde, presidente del Parlamento de Nafarroa; María Solana, parlamentaria foral; Jokin Otamendi, presidente de la Sociedad Aranzadi; Paco Etxeberria, antropólogo forense y Mireia Zarate de la fundación Sabino Arana.

El año que viene se cumplirán 500 años desde que en 1522 las tropas castellanas tomaron el castillo de Amaiur, defendido por 200 navarros. La exposición es el primer evento dentro de los actos previstos para recordar ese aniversario, pero va mucho más allá: también quiere poner en valor el gran trabajo realizado por una generación que a principios del siglo XX luchó por la defensa de las libertades democráticas y la república. Es el caso de personajes tan relevantes en la historia como el humanista y político Arturo Campión; el pintor y político Javier Ciga Echandi; el político Manuel Irujo; el arquitecto Serapio Esparza; la política y feminista Bittori Etxeberria y la orden de los capuchinos. Todos ellos son protagonistas de esta muestra. Muchos de ellos se reunieron en Amaiur en 1922, instalando un monolito en el lugar donde se ubicaba la fortaleza. La exposición muestra, igualmente, la ilusión surgida y los pasos dados en los años de la república.

Batallón de gudaris En una segunda sala de la exposición también se muestra la crudeza de la Guerra Civil y sus consecuencias, con la muerte y el exilio, entre otros. En este apartado se hace especial mención al batallón de gudaris, Amaiur, otra vez presente en el imaginario colectivo vasco, también representado, por ejemplo, en los poemas de Estepan Urkiaga, Lauaxeta. Ya en la última sala se hace referencia a la actualidad, a los primeros años del siglo XXI, donde a través de la memoria y la reparación se mira hacia el futuro.

Juantxo Agirre, secretario general de la Sociedad de ciencias Aranzadi y comisario de la exposición, explicó que "todos los países del mundo tienen lugares de memoria en torno a los cuales y por diversos motivos se concentran sentimientos de todo tipo, en ocasiones encontrados, pero que concitan el interés de la ciudadanía. Amaiur es uno de ellos". Pretenden también "hacer un gesto de reconocimiento al sufrimiento y la conculcación de los derechos humanos de todas aquellas personas, mayoritariamente anónimas, que resistieron al golpe militar franquista".

noticias de noticiasdealava