Sánchez mantendrá la reforma del CGPJ si el PP rechaza negociar

Ofrece a Casado retomar la situación de julio, cuando ‘cerraron’ el pacto, no piensa excluir del proceso a Podemos y esquiva el aviso de Bruselas

17.10.2020 | 00:49
Pedro Sánchez, ayer en rueda de prensa tras la reunión del Consejo Europeo. Foto: Efe

madrid – El Gobierno de Pedro Sánchez solo retirará la reforma del Poder Judicial (CGPJ) en el caso de que el PP acepte el ofrecimiento que ayer le hizo el presidente español para que abandone el bloqueo y se preste a negociar un acuerdo. El líder del PSOE instó a Pablo Casado a retomar la situación de julio, cuando el pacto estaba cerrado "al 99%", de forma que la fuerza conservadora vuelva a comportarse como un partido "de Estado" y retorne "a la senda del sentido común". Desde Génova recibieron esta proposición como una réplica de Moncloa a las advertencias de Europa sobre la necesidad de preservar la independencia judicial, señalando que la propuesta de Sánchez es "una cortina de humo" y exigiendo que, para retomar el debate, tendría que excluirse a Unidas Podemos. El socialista se mostró dispuesto a hacer "todas" las concesiones que haga falta para llegar a un consenso pero huyendo de vetos porque todos los miembros del Ejecutivo, incluidos los de la formación de Pablo Iglesias "tienen la misma legitimidad". "Quien lidera la negociación es el ministro de Justicia, y dentro de mi Gobierno no hay ministros del PSOE y de Podemos, hay ministros del Gobierno", sentenció Sánchez.

Pasando de puntillas por el aviso de Bruselas, el presidente español defendió la iniciativa legislativa de la coalición. Por ello, expresó su "máximo respeto" por el portavoz comunitario de Justicia, Christian Wigand y recordó que fue la propia Comisión Europea la que "hace muy pocas semanas" indicó en un informe la necesidad de renovar el CGPJ. Además, según Sánchez, quien "politiza" el Poder Judicial es el PP, por tener de "rehén" al órgano de gobierno de los jueces, mientras que la reforma legal, pasando de una mayoría de 3/5 en el Parlamento a una mayoría absoluta "es una proposición que plantea una salida", es decir, una "ley antibloqueo ante una posición de obstrucción absoluta que dura dos años" y que podría durar hasta seis si el PP mantiene esta postura. "Ahora bien. Como poder Ejecutivo le decimos al PP que estamos abiertos desde el primer minuto, y desde hoy mismo, a sentarnos a negociar bajo las premisas y condiciones acordadas en julio, y en agosto inexplicablemente rotas por ellos, para llegar a un acuerdo cuanto antes", valoró el líder del PSOE. Al ser preguntado sobre si retirarían esa iniciativa en el caso de que el PP acepte esta oferta, Sánchez fue claro: "Por supuesto. El Gobierno quiere negociar ya".

Sánchez evocó que en estos dos años que este órgano lleva en funciones ha habido dos acuerdos que posteriormente se quebraron, antes de llevarse a cabo la renovación. "Uno en 2018 que el PP rompió unilateralmente y el otro, un acuerdo al 99%, al que llegamos en julio y que en agosto se rompió también unilateralmente por el PP", insistió. Y añadió: "Si no desean negociar, es el poder legislativo el que tendrá ahora mismo que dar una respuesta". En todo caso, aclaró que la reforma planteada en el Congreso mantendría la mayoría de los tres quintos, la vigente actualmente, para la primera votación para elegir a los 12 vocales que le corresponde al Parlamento, y solo incluye la posibilidad de realizar una segunda votación, que sea válida con mayoría absoluta, a modo de "cláusula antibloqueo".

negativa de Génova Pero la dirección nacional del PP le recriminó poco después que lance una "cortina de humo" cuando ya conoce las condiciones de su partido para sentarse a hablar. "No habrá novedad ni punto de acuerdo" hasta que retire la proposición de ley, despolitice el proceso y deje fuera del mismo a Podemos, precisaron desde Génova. Los populares rechazan a los morados en la negociación alegando que los de Iglesias son un "partido imputado que arremete contra el rey y contra el Poder Judicial". El PP anunció que registrará este próximo lunes una iniciativa para despolitizar el proceso.

situación dispar en la designación de los órganos de la judicatura en europa

Francia, total independencia. El órgano de los jueces es el Consejo Superior de la Magistratura (CSM) que tiene como misión constitucional garantizar la independencia judicial. Sus miembros son designados para un mandato de cuatro años que no es renovable de forma sucesiva. Al frente están el primer presidente y el fiscal jefe del Tribunal Supremo. Siete magistrados son elegidos de forma indirecta por sus pares y ocho personalidades exteriores son designadas por el Consejo de Estado (1), por los colegios de abogados (1), por el presidente de la República (2), por el presidente de la Asamblea Nacional (2) y por el del Senado (2).

Italia: El Parlamento es clave. El Parlamento está implicado en la elección tanto de los miembros del Constitucional como el Consejo Superior de la Magistratura. El Constitucional está integrado por 15 miembros, un tercio designados por el presidente de la República; otro tercio por las magistraturas ordinarias y administrativas; y un tercio por el Parlamento en sesión conjunta de las dos cámaras (en votación secreta y mayoría de dos tercios en las tres primeras votaciones, y por tres quintas partes de los miembros en la cuarta votación; además). El Consejo Superior de la Judicatura está integrado por 27 miembros, de los cuales tres de derecho: el presidente de la República, que lo preside, el primer presidente del Tribunal Supremo y el Fiscal General del Supremo, y 24 puestos que se eligen (un tercio los elige el Parlamento en sesión conjunta y dos tercios los propios magistrados).

Portugal: los jueces son mayoría. El Consejo Superior de la Magistratura está formado por 17 miembros: el presidente es siempre el mismo presidente del Tribunal Supremo de Justicia luso y el vicepresidente es elegido entre los magistrados judiciales, que, además, también elegirán 6 vocales (jueces). El presidente de Portugal nombra a dos vocales (jueces) y el Parlamento portugués elige (con mayoría de dos tercios) a los otros siete vocales (no jueces) restantes.

Alemania: implicación política. No existe una instancia por encima del Supremo y del Constitucional. Los jueces del Supremo alemán son elegidos por una comisión a la que pertenecen los ministros de Justicia de los 16 estados federados y 16 miembros de la Cámara baja del Parlamento (Bundestag). El cargo es vitalicio. Los candidatos pueden ser propuestos por el ministro federal de Justicia o por los miembros de la comisión. La mitad de los 16 jueces del Constitucional (TC) son elegidos por el Bundestag y la otra mitad por el Bundesrat, la Cámara alta donde están representados los Gobiernos de los 16 estados federados. Ambos casos necesitan una mayoría de dos tercios. El periodo de los jueces del TC es de 12 años y la reelección no está permitida.

"Quien politiza es el PP por tener de rehén al CGPJ, nuestra propuesta es una ley contra estos dos años de bloqueo"

Pedro Sánchez

Presidente del Gobierno español

"Es una cortina de humo tras la advertencia europea; que despolitice el proceso y deje fuera del mismo a Podemos"

partido popular