El PP se queda solo y el Congreso investigará la ‘trama Kitchen’

UPN, socio electoral de los ‘populares’, apoya la comisión al igual que C’s, y Vox se abstiene

02.10.2020 | 01:10
Pablo Casado y Mariano Rajoy, en una imagen de 2019. Foto: Efe

madrid – El pleno del Congreso aprobó ayer la creación de una comisión de investigación sobre la denominada operación Kitchen, el operativo que supuestamente se montó desde el Ministerio del Interior en la etapa del popular Jorge Fernández Díaz para espiar al extesorero del PP Luis Bárcenas y recabar pruebas que pudieran implicar a dirigentes del partido. La iniciativa salió adelante con el voto en contra del PP, solo secundado por Foro Asturias, mientras que Vox se abstuvo, a igual que Coalición Canaria. Tanto UPN, socio electoral del PP, como Ciudadanos apoyaron la investigación como el resto del hemiciclo.

Esta comisión afecta de lleno al PP por la presunta implicación de ex altos cargos del partido. Un total de 206 votos a favor en un pleno bronco y crispado, plagado de acusaciones y referencias a casos de corrupción, propiciaron que en los próximos días tenga lugar el acto de constitución de la comisión, en concreto la formación de la mesa y la elección de su presidente, vicepresidentes y secretarios.

Será entonces cuando se conozca qué dirigentes en ejercicio y qué exdirigentes acudirán a dar su testimonio, entre los que podrían figurar Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal, Soraya Sáenz de Santamaría o Fernández Díaz. Todos son ex altos cargos del PP y del Gobierno, aunque los planes de los grupos proponentes, el PSOE y Unidas Podemos, apuntan también a Pablo Casado, líder actual de los populares, e incluso a su número dos, Teodoro García Egea.

El reglamento del Congreso hace obligatoria la asistencia si la mayoría de la futura comisión tramita la citación por conducto de la Presidencia de la Cámara. El plan inicial es que trabaje durante tres meses, aunque ese plazo se podrá prorrogar si así lo acuerda el pleno de la Cámara baja.

Al presentar la iniciativa, el socialista Felipe Sicilia señaló que el PP "montó una trama corrupta para localizar y destruir cualquier prueba que comprometiera" a su partido, una operación en la que "pudieron destruir información importante" sobre este caso y otros. "¿Cuántas otras operaciones se pudieron ver afectadas por esa trama?", se preguntó. Para su socio en el Gobierno, Unidas Podemos, todo apunta a que Rajoy y Cospedal conocían la trama porque era "una política de partido".

La popular Ana Vázquez acusó a los partidos del Gobierno "más miserable" de pretender "aniquilar" a la oposición investigando a un Ejecutivo de "hace nueve años", mientras impiden que el Congreso abra pesquisas sobre su "funesta" gestión de la pandemia. "El PP no les va a permitir lecciones de honradez ni de moralidad porque carecen de ellas", aseveró, y recordó casos como el de los ERE de Andalucía o la "financiación irregular" de Podemos.

Responsabilidad política Respecto al resto de grupos, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, rechazó el emplazamiento a esperar a que los tribunales dicten sentencia antes de proceder a la investigación parlamentaria; son planos diferentes, explicó, ya que en el Congreso se pretenden dirimir las posibles responsabilidades políticas. Desde ERC, su portavoz, Gabriel Rufián, acusó al PP de ser "una maquinaria de corrupción". Vox se abstuvo pero la diputada Macarena Olona adelantó que su grupo será muy activo en la comisión porque aquello sobre lo que versa es "grave".

"Montaron 'Kitchen' para tapar diez años de corrupción generalizada e institucionalizada"

Felipe Sicilia

Diputado del PSOE

"No les vamos a permitir lecciones de honradez ni de moralidad porque carecen de ellas"

Ana Vázquez

Portavoz del PP