El franquista Martín Villa y Alfonso Guerra salen en defensa del emérito

Ambos firman un manifiesto alabando su labor junto a más de setenta ex ministros y altos cargos de PSOE y PP

18.08.2020 | 23:14

madrid – Más de setenta ex ministros y altos cargos de PP y PSOE, entre los que se encuentran el franquista Martín Villa y quien fuera vicepresidente del Gobierno de Felipe González, Alfonso Guerra, además de una quincena de embajadores han suscrito un manifiesto de apoyo al rey Juan Carlos I, defendiendo su presunción de inocencia, recordando su legado en estos más de 40 años de democracia, la "etapa histórica más fructífera que ha conocido España en la época contemporánea", se lee en el texto que también firman otros conocidos nombres como los ex ministros Soledad Becerril (UCD) o Rafael Catalá, Jaime Mayor Oreja, Esperanza Aguirre, José Ignacio Wert o Ana Pastor (del PP todos ellos).

El manifiesto llega dos semanas después de que Juan Carlos I comunicara al rey Felipe su "meditada decisión" –tal y como señalaron entonces a los medios de comunicación– de trasladarse, "en estos momentos, fuera de España".Toda la atención que estaba puesta sobre el rey emérito ya antes, se había multiplicado desde el pasado mes de junio, cuando la Fiscalía del Tribunal Supremo anunció que investigaría qué papel había tenido Juan Carlos I en las supuestos comisiones pagadas por la adjudicación a empresas españolas de las obras del llamado AVE a La Meca.

"Las numerosas informaciones que aparecen estos días sobre determinadas actividades del Rey Juan Carlos I han excitado una proliferación de condenas sin el debido respeto a la presunción de inocencia. Si sus acciones pudieran ser merecedoras de reprobación lo decidirán los tribunales de justicia. Pero nunca se podrá borrar la labor del rey Juan Carlos en beneficio de la democracia y de la Nación, so pena de una ingratitud social que nada bueno presagiaría del conjunto de la sociedad española", sostienen los firmantes del manifiesto en apoyo al rey emérito.

Dicho documento está pensado para dirigirse a todos los ciudadanos españoles, de cualquier origen, ideología o condición, además de a todas las entidades, ya sean públicas o privadas, a responsables sociales y económicos, y está abierto a cualquier persona que quiera adherirse a él.