Expresident de la Generalitat Valenciana

Intervienen 111.000 euros en casa del peluquero de Zaplana

El estilista, al que se acusa de supuesto blanqueo y organización criminal, dice que el dinero era de su mujer

31.07.2020 | 00:17
Eduardo Zaplana.

valencia – El peluquero del expresidente de la Generalitat Valenciana y exministro del PP Eduardo Zaplana, al que se le intervinieron más de 111.000 euros en efectivo en su vivienda en un registro, aseguró en su declaración el pasado 8 de julio ante la Guardia Civil que el exjefe del Consell fue cliente suyo durante cinco años pero negó cualquier tipo de vínculo societario con él. Agregó que esa cantidad en metálico era de su mujer.

Al peluquero, que ostentaba diferentes cargos en sociedades, se le atribuyen supuestos delitos de blanqueo y de organización criminal. Se cree que podría haber colaborado con los "propósitos delictivos" de Zaplana y que también participó en el entramado societario creado junto a Joaquín Barceló –exdirectivo de Terra Mítica y ex alto cargo con Zaplana– y Francisco Grau, exsecretario del Consejo de Administración de la CAM.

Sin embargo, el investigado negó estos extremos ante la Guardia Civil. Explicó que conoció a Zaplana en el año 2001, cuando era presidente de la Generalitat. Durante cinco años se cortó el pelo en su establecimiento, "era un cliente habitual de la peluquería", aseveró. Una vez dejó de ir, ya no tuvo contacto con él, apostilló, y negó haber mantenido relaciones comerciales, profesionales o societarias con Zaplana.

En relación con el dinero intervenido en el registro de su domicilio y que estaba guardado en una caja fuerte, el peluquero señaló que era exclusivamente de su mujer y que procedía de la explotación de un local de hostelería de Madrid, de carácter familiar. Sobre este asunto, argumentó que aunque era dinero en efectivo, estaba declarado dentro de la propia actividad empresarial, pero debido a la "mala" relación de su mujer con sus hermanas, se lo hacían llegar en efectivo todos los meses. Las cantidades correspondían a dos años, especificó.