El PNV da un toque a Sánchez con su rechazo al fondo covid

Los jeltzales votan contra el decreto por fijar un reparto unilateral y no convocar la Comisión del Concierto para abordar deuda y déficit

16.07.2020 | 00:08
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Foto: Efe

madrid – El PNV no utiliza a la ligera el voto en contra en el Congreso de los Diputados. No es algo que haga de manera sistemática, pero ayer quiso escenificar su malestar con el Gobierno por su reparto unilateral del fondo para hacer frente a los efectos del coronavirus, y votó en contra del decreto del Ejecutivo de Pedro Sánchez. No hubo acuerdo de última hora. La ministra María Jesús Montero ha vuelto a dejar que el tiempo corra sin convocar la Comisión Mixta del Concierto Económico donde, por la singularidad foral vasca, tendría que pactar de manera bilateral con el Gobierno de Urkullu los criterios del reparto del fondo de 16.000 millones que ha puesto a disposición de las comunidades, y donde tendría que fijar también una compensación en forma de déficit y deuda para las instituciones vascas por haberlas excluido del cuarto tramo del dinero. "Si esa va a ser la actitud, no cuenten con nosotros", resumió la diputada jeltzale Idoia Sagastizabal.

El Gobierno de Urkullu aún no da por zanjado ni por perdido este debate. Existe la posibilidad de que Sánchez se mantenga a la expectativa de la negociación del fondo europeo de mañana porque, aunque no está relacionado con este asunto, podría aguardar hasta tener la fotografía de la situación financiera del Estado en su totalidad. Sin embargo, ayer la ministra Montero sorprendió al no decir una sola palabra sobre la compensación a los regímenes forales. Tampoco realizó un turno de réplica.

El decreto salió adelante con apoyos como los del PSOE, Unidas Podemos, PP, C's y el nacionalismo catalán, pero tuvo la oposición del PNV, EH Bildu y UPN por no haberse respetado el régimen foral de la CAV y Navarra en el reparto. También votaron en contra Foro Asturias, el Partido Regionalista de Cantabria y Vox. Sagastizabal criticó que el decreto no respeta el Concierto, que se imponga de manera "unilateral" el criterio de reparto en los tres primeros tramos, y se "excluya" a la comunidad autónoma del cuarto con una "motivación falaz". Esos 5.000 millones se van a destinar a cubrir la caída de la recaudación fiscal y el uso del transporte público, y el Gobierno español excluye a los regímenes forales con el argumento de que recaudan sus impuestos y tienen un volumen mayor de recursos, pero en realidad la caída de recaudación no distingue entre regímenes forales o comunes porque todas las comunidades lo han sufrido por igual. Además, recordó que las instituciones vascas van a tener que soportar la carga de este fondo a través del pago del Cupo cuando "en parte se excluye" a la comunidad. También consideró "paradójico" que se ofrezca una compensación en "deuda y déficit" pero, en la práctica, se niegue esa solución al no poner fecha a la Comisión Mixta donde debería pactarse. La jeltzale consideró que el decreto atenta "de manera grave" contra el Concierto. En términos generales, dijo que el fondo es "pan para hoy y hambre para mañana" porque el problema real vendrá el año que viene y en 2022 con la caída de la recaudación, cuando ya no exista este fondo, y que el verdadero "balón de oxígeno" sería, por ejemplo, permitir que las entidades locales queden exentas del cumplir la regla de gasto durante los ejercicios 2020 y 2021, además de otorgar un mayor margen de déficit y endeudamiento.

sin horizonte fiscal El Gobierno Vasco se mantiene en la incertidumbre absoluta, al no tener claro su horizonte financiero para redactar los Presupuestos de 2021. El PNV quiere negociar cuanto antes la investidura de Urkullu, precisamente con los socialistas, para poner en marcha las directrices presupuestarias y lanzar la negociación de las Cuentas en otoño, pero no tiene por ahora un horizonte firme sobre el margen para gastar del que dispondrá el Gobierno vasco. Pide un margen de deuda que le permita cubrir la caída de recaudación de entre 2.000 y 3.000 millones. Lo propone como tercera vía para no acometer recortes sociales ni subir impuestos, y porque las instituciones vascas, a diferencia de otras en el Estado, se pueden permitir este endeudamiento por tener una tesorería saneada con déficit 0% desde 2017.

Desde EH Bildu, Oskar Matute aseguró que se está pidiendo "un acto de fe" a la CAV y navarra. "Se dice que ya se negociará y ya se verá". Recordó también que Euskadi aporta a instituciones cuestionadas a nivel vasco como el Ejército, y "no va a recibir un duro por el cuarto tramo". Desde UPN, Carlos García Adanero lamentó que han pasado de escuchar el discurso de los privilegios forales a ser "desahuciados" del reparto del fondo. La ministra Montero volvió a hablar de un "esfuerzo sin precedentes" del Gobierno español, y redujo todas las discrepancias que puedan surgir con las comunidades a que algunas tienen aspiraciones de verse beneficiadas. Sagastizabal consideró que su decreto es "irrespetuoso" con el régimen foral y "unilateral". Cree que desvirtúa el sistema de relación pactada en materia financiera con el Gobierno central, un asunto sacrosanto para el PNV.

"Ofrecen una solución con deuda y déficit y al mismo tiempo nos la niegan sin reunir la Comisión"

idoia sagastizabal

Diputada del PNV

"El diálogo ha mostrado que lo que interesa a unas comunidades no interesa a otras"

maría jesús montero

Ministra de Hacienda