El Gobierno impulsará una ley de tiempo corresponsable por la conciliación

Se procederá a la regulación del teletrabajo con perspectiva de género para evitar que el trabajo a distancia sea "una trampa para las mujeres"

18.06.2020 | 10:35
La ministra de Igualdad, Irene Montero durante su comparecencia ante la Comisión de Reconstrucción

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha anunciado que impulsará, junto al Ministerio de Trabajo, una Ley de Tiempo Corresponsable con el objetivo de garantizar el derecho a la conciliación y el derecho al trabajo en condiciones de igualdad.

Así lo ha avanzado durante su comparecencia en la Comisión de la Reconstrucción Económica y Social creada en el Congreso para debatir propuestas que aceleren la recuperación de España tras la crisis por la pandemia del coronavirus.

La ministra ha defendido la necesidad de hacer que la conciliación no suponga una renuncia para las mujeres y ha reivindicado el derecho "de los hombres a cuidar sin que la sociedad les penalice". Estas cuestiones, tal y como ha incidido, pasa por avanzar legislativamente y, por ello, el Gobierno está trabajando en una regulación del teletrabajo con perspectiva de género para que "no sea una trampa para las mujeres".

Tal y como ha afirmado, el teletrabajo no tiene consecuencias iguales para hombres y para mujeres. "Teletrabajo no significa estar con el niño y trabajando a la vez" ha declarado, al tiempo que ha avisado de que hay medidas que pueden "implicar la salida de las mujeres del espacio físico del trabajo", y eso tiene repercusiones laborales para ellas en la actualidad porque puede hacer que se "deje de contar con ellas" en decisiones importantes.

Asimismo, Montero ha abogado por diseñar un "gran pacto" por los cuidados durante esta legislatura construido desde "lo público" con la colaboración y coordinación con las comunidades autónomas y ayuntamientos, que implique al sector privado y a la sociedad civil. "Sin cuidados no se puede vivir, la economía productiva no funciona", ha señalado, incidiendo en que la pandemia ha evidenciado esto.

"¿Cuántas horas de cuidados hemos necesitado cualquiera de nosotros para estar hoy aquí y quiénes son las personas que han realizado estos cuidados?", ha preguntado Montero a sus señorías, pidiéndoles una reflexión al respecto. Tal y como ha lamentado, se trata de un trabajo que "históricamente ha recaído sobre las mujeres, en el interior de las casas" y, cuando se hace en el mercado laboral, "sucede bajo condiciones de extrema precariedad y nulo reconocimiento".

Durante su discurso, Montero ha dicho que la pandemia ofrece "una oportunidad" para acabar con una de las crisis "más antiguas y arraigadas" que obstaculiza el "pleno encaje" de las mujeres en la sociedad, porque "cargan con la vida privada a sus espaldas". En este contexto, ha recordado que existe una brecha de género retributiva de casi el 22%, en las pensiones de más de 33%, y en España las mujeres dedican al hogar más del doble de horas que los hombres.

En el escenario de la crisis por la pandemia, Montero ha admitido que el Plan 'Me Cuida' del Gobierno ha sido "insuficiente para atender la realidad" de las mujeres y para proteger el derecho al trabajo en condiciones de igualdad.

A su juicio, en España los cuidados no pueden sostenerse "en una legión de abuelos y abuelas y en las escuelas cuya función es educativa y a veces es más como "aparca niños". Asimismo, ha abogado por garantizar el derecho a recibir cuidados, así como unas condiciones de trabajo dignas en este ámbito laboral, para lo cual ha expresado su compromiso de ratificar el Convenio 189 de la OIT.

Consenso hacia un sistema estatal de cuidados

Montero ha apostado por un Sistema Estatal de Cuidados, el cual puede generar 300.000 empleos, al tiempo que ha dicho que aspira a construir un gran consenso social en torno a los cuidados, "blindándolos" como derechos humanos.

Desde la oposición han pedido a la ministra que explique el plan económico y los fondos que el Gobierno pretende destinar a estas políticas. Al respecto, Montero ha contestado remitiéndose a defender "una fiscalidad más progresiva, redistributiva y justa".

PP y Vox han sido los partidos más críticos con la ministra. Ambos han afeado a Montero que haya explicado en su intervención la "fotografía" de la situación durante la pandemia sin dar soluciones. Han denunciado también que ha hablado "en tercera persona" de las políticas a poner en marcha.

PP:"No ha venido la ministra, sino la activista" 

"Nuestra sensación es que no ha venido la ministra, sino la activista", ha apuntado la portavoz 'popular' Cuca Gamarra, antes de recordarle que es ella quien "tiene la capacidad impulsar las políticas necesarias para luchar contra la igualdad" y reprocharle que no lo está haciendo. Como ejemplo, la diputada ha denunciado la situación de desamparo de las deportistas, las trabajadoras del hogar, las kellys o las viudas, durante la pandemia.

La representante de Vox, Macarena Olona, ha puesto en cuestión el feminismo de Montero haciendo referencia de forma constante al video hecho público en el que aparece la ministra antes de una entrevista un día después del 8M. Olona cree que la dirigente de Podemos no aplica el feminismo cuando las víctimas de violencia son mujeres de la Guardia Civil, cuando no apoyan la investigación de los casos de abusos a menores tuteladas en Baleares o cuando "sólo ofrecen morfina" a las ancianas en las residencias durante la crisis del Covid19.

Olona también ha acusado a la ministra de hablar de los cuidados como si fueran "una carga de la que hay que aliviar" a los ciudadanos "metiéndose en sus casas". "Como mujer está usted muy perdida", ha apuntado.

"Vengo llorada de casa, estoy preparada para cualquier cosa y no me ofende usted con su forma de interpelarme --le ha contestado Montero-- Esta sesión es para reconstruir y la que se ha desubicado un poco es usted". La ministra le ha reprochado la falta de propuestas, que solo lance "críticas al Gobierno", al tiempo que ha insistido en la existencia de una desigualdad "estructural, que se llama machismo y patriarcado".

Crítico con la ministra también ha sido el portavoz del PNV en materia de Igualdad, Joseba Agirretxea, que, aunque ha reconocido que comparte el contenido del diagnóstico de Montero, le ha recordado que hay iniciativas o problemáticas que plantea que son competencia de las comunidades autónomas y le ha llamado a respetar el espacio de acción.

El diputado de Junts per Catalunya (JxCat) Sergi Miquel, le ha preguntado cómo van a pagar todas las inversiones que dicen que van a hacer para la reconstrucción del país, a la vez que respaldas la ley de cuidados. "Se lo compro todo", le ha espetado la portavoz de ERC, Pilar Vallugera, que le ha pedido un mayor "liderazgo" en esta reconstrucción.

La portavoz de Igualdad de Ciudadanos, Sara Giménez, por su parte, ha llamado a la ministra a avanzar en "la profesionalización de los cuidados", una medida que, según ha explicado, su partido considera "sustancial". Además, se ha interesado por el trabajo del Ministerio sobre igualdad retributiva que quedó "congelado" por la pandemia y ha celebrado que la "perspectiva" que la responsable de Igualdad "se ha marcado" en materia de igualdad de trato, en un momento en el que está "aflorando cuestiones con el racismo".

Asimismo, la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, ha mostrado su apoyo al diagnóstico y las propuestas de la ministra y reconoce que durante la pandemia se han puesto los cuidados en el centro "como nunca antes" y ha llamado a Montero a actuar en relación a las trabajadoras del hogar.

También la portavoz de CUP, Mireia Vehi, le ha pedido soluciones para la situación de estas profesionales, denunciando su actual situación laboral. Por su parte, Ana Oramas (CC), ha reclamado ayudas estatales para las pequeñas escuelas infantiles que deben afrontar estos meses con nuevos ratios de niños por docente y con protocolos sanitarios para evitar contagios por Covid19.