Debate en el Congreso

Pablo Casado acusa a Pedro Sánchez de "ocultar" la cifra de muertos con coronavirus

El líder del PP ha asegurado que este es "el Gobierno menos democrático de nuestra democracia"

03.06.2020 | 11:49
Pablo Casado durante su intervención en el Congreso.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha acusado al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, de haber mentido en la gestión de la crisis por el coronavirus y especialmente de "ocultar" la cifra de personas que han fallecido por la enfermedad con el objetivo de "esconder su incompetencia".

Tras citar los 43.000 muertos por coronavirus que según el Instituto Carlos III ha habido en España, frente a los aproximadamente 27.000 que da el ministerio de Sanidad, Casado le ha preguntado: "¿le parece decente ocultar a los muertos para esconder su incompetencia?".

Casado a Sánchez: "¿Le parece decente ocultar a los muertos?

En el debate en el Congreso sobre una nueva prórroga del estado de alarma, el dirigente 'popular' ha afirmado que el Gobierno lleva adelante "pactos inconfesables" para seguir adelante con la alarma, con acuerdos como el alcanzado con Bildu, y de haber cruzado "demasiadas líneas rojas" hasta convertirse, ha dicho, "en el Gobierno menos democrático de nuestra democracia".

Según ha dicho, Sánchez al ser "prisionero de sus apoyos" ha convertido esta votación en "un bazar donde la igualdad de los españoles se regatea a precio de saldo" y ha cruzado "demasiadas líneas rojas" hasta convertirse "en el Gobierno menos democrático de la democracia".

Comisión de investigación


Casado ha arremetido contra Sánchez por "negarse a clarificar" las cifras de fallecidos cuando, según ha subrayado, el Instituto Carlos III habla de 43.000 víctimas y las funerarias de 44.000. Sin embargo, ha señalado que el Ejecutivo "solo reconoce" casi 28.000 muertos.

"¿Usted que llamaba indecente a sus adversarios, le parece decente ocultar a los muertos para esconder su incompetencia?", le ha preguntado, para añadir que "hasta el New York Times le decía el sábado que no se ha visto una cosa así en todo el mundo".

En este punto, Casado ha confirmado que cuando se salga del estado de alarma y se llegue a lo que el Gobierno denomina "nueva normalidad", el PP solicitará la creación de una comisión de investigación parlamentaria para esclarecer las responsabilidades del Gobierno en su "nefasta" gestión de la pandemia. "Le recuerdo que allí no podrán seguir mintiendo sin consecuencias penales", ha avisado.

"El que reparte cicuta hoy habla de veneno"


Después de Sánchez haya alertado en el Pleno de que el "veneno del odio es el más dañiño", Casado ha criticado que "el que reparte cicuta habla hoy de veneno, como el pirómano que alecciona sobre incendio". "No pida más lealtad que la que esté dispuesto a dar. Y no reclame más unidad que la que consiga imponer en la jaula de grillos en la que se ha convertido el Consejo de Ministros", ha enfatizado.

El líder del PP ha señalado que el jefe del Ejecutivo ha conseguido "dilapidar" la confianza de la mayoría de los españoles y ha recalcado que los ciudadanos "no merecen un presidente que les mienta sin parar y sin ningún rubor".

"Se intentó vender aquí como un mirlo blanco de la regeneración política pero en menos de dos años ya es un pato cojo con el peor balance de gestión de nuestra democracia, incluso antes de aparecer el cisne negro del coronavirus", ha manifestado, para resaltar que su Gobierno es ejemplo del "mayor fracaso mundial" en la lucha contra la pandemia con las "peores cifras de fallecidos por habitante".

Montero y el 8M


El presidente del PP ha hecho alusión al vídeo difundido esta semana por ABC sobre la ministra de Igualdad, Irene Montero, y la manifestación del Día Internacional de la Mujer, asegurando que miles de mujeres que acudieron al 8M y desconocía lo que desveló la ministra "estarán encantadas de acudir al juzgado a aportar lo que sepan". "Hasta entonces, le exigimos que cumpla la ley y hagan públicos los nombres de los supuestos expertos", ha demandado de nuevo.

Casado ha criticado además la "chapucera" planificación del confinamiento y la desescalada, los informes "fake" de la John Hopkins, las mascarillas defectuosas o los test falsos. "Todo el mundo le ha descubierto como al mago de verbena al que se le ven todos los trucos", ha manifestado.

Asimismo, ha afirmado que Sánchez, desde el primer día en el poder diseñó "una campaña electoral permanente basada en el discurso maniqueo, en hacer oposición a la oposición, y en la resurrección de los antagonismos atávicos felizmente superados".

Polarización y división 


En este sentido, ha resaltado que el jefe del Ejecutivo ha hecho de la "polarización y la división" su hoja de ruta", porque "llegó con los bolsillos repletos de confrontación política y sectarismo ideológico, y con las maletas cargadas de ingeniería social, populismo y agitprop".

A su juicio, Sánchez sigue siendo el del "no es no" y que en dos años de Gobierno se ha cambiado la chaqueta, "se ha puesto unas gafas de sol en un jet", pero no puede ocultar que es el presidente "más radical de la historia de España".

"No ha sido capaz de salvar vidas"


Tras asegurar que los españoles no deben nada a este Gobierno, que "no ha sido capaz de salvar vidas" ni de "proteger" la economía, ha asegurado que Sánche está dispuesto a "no dejar ni las raspas del Estado por seguir un día más en el poder". "Recuerde que cuando lo único que se pretende es resistir a cualquier precio, se termina pagando el precio más alto con tal de resistir", ha advertido.

En clave económica, ha rechazado los "mantras radicales" del Gobierno para recuperar el mercado laboral, como pactar con los batasunos la derogación de la reforma laboral, fomentar una política fiscal que sería un "espantapájaros" para la inversión internacional o amenazar con nacionalizaciones "autárquicas"

También ha pedido de nuevo al Ejecutivo que sean "todas" las CCAA las que gestionen el ingreso mínimo vital aprobado la semana pasada y no solo los "nacionalistas que le votan las prórrogas" del estado de alarma en el Congreso.