Elecciones en Euskadi en otoño

EH Bildu apuesta por crecer a costa del voto de Podemos

Su documento para el nuevo curso contradice los guiños lanzados en público al partido 'morado' para pactar y aspira a "reforzarse" ante la "deriva de Podemos como muleta" del PNV

29.01.2020 | 06:25

bilbao - La alianza de izquierdas que se ha conformado en el ayuntamiento socialista de Irun con EH Bildu y Podemos ha dado pie a que se especule con que esta mayoría se traslade a otros ámbitos. La izquierda aber-tzale ha contribuido a alimentar esta tesis dejando la puerta abierta a un acuerdo entre las tres fuerzas para desalojar al PNV del Gobierno Vasco. El PSE ha recibido la oferta con frialdad, y Podemos no ha ocultado su desconfianza porque es consciente de que son rivales directos en las elecciones. En este escenario, la izquierda aber-tzale parece la mayor valedora de esta alianza pero, según un documento de EH Bildu que está fechado en la Asamblea Nacional de enero de este año, la coalición plantea una estrategia de vaciamiento de votos de Podemos para crecer a su costa en las elecciones autonómicas. La confrontación se ha visto ya en la dureza con la que se ha empleado la izquierda abertzale a la hora de criticar el acuerdo presupuestario de los morados con el Gobierno Vasco. No sorprende que EH Bildu aspire a disputar el voto a una fuerza con la que comparte cierta parte del electorado, pero en el mismo documento no se menciona nada sobre esa alianza poselectoral con el PSE y Podemos que proclama ahora, y la apuesta por los acuerdos se limita al ámbito soberanista y estatal con ERC o los nacionalistas gallegos. Las menciones a Podemos son en clave crítica y con el deseo de que se produzca un trasvase de votos. EH Bildu se ve como la única alternativa al PNV "y sus dóciles socios" del PSE y Podemos.

La coalición abertzale afronta las elecciones autonómicas previstas para este año con la intención de crecer y disputar la hegemonía al PNV. En el documento De cara al curso político, se lanza con claridad a por el voto de Podemos, a quien reprocha su "escasa solidez ideológica, las permanentes disputas y fracturas internas y los errores tácticos". Bildu ve en todo ello una oportunidad para "reforzar" su presencia ante la "deriva de unos morados que se han convertido en muleta del PSE-PSN y del PNV" en Nafarroa y la CAV. Sobre el PSE, dice que "solo tiene en su horizonte, con sus pactos con el PNV, una función moderadora del PNV en lo nacional y de mero acompañante en lo social, descartando cualquier otra opción o perfil en su política de alianzas". Las alusiones al pacto se reservan para "el conjunto del soberanismo catalán o gallego". El tono es duro con el resto, incluido Podemos, con quien comparte varios gobiernos locales.

El análisis de la coalición que lidera Arnaldo Otegi y que se presentará a las elecciones con el cartel de Maddalen Iriarte comienza con una alusión al reforzamiento del bipartidismo del PP y el PSOE en el Estado porque tanto Ciudadanos como Podemos se han debilitado. De Podemos dice que ha apostado por ser "menos electoralmente y ser más como acompañante". "Hasta dónde es una lectura aplicable a Podemos Euskadi y su pacto presupuestario lo veremos en los próximos meses. Pero para nosotras es evidente la renuncia de Podemos a ser una verdadera alternativa política a los partidos del viejo régimen (incluido el PNV)", argumentan. Le afea que "ha pasado de su proclama de abrir el candado de la Transición y defender el derecho de autodeterminación a estar dispuesto a renunciar al referéndum en Catalunya y renegar del derecho a decidir en Euskal Herria".

ALTERNATIVA Por todo ello, EH Bildu cree que "la izquierda soberanista independentista se ha situado como la única alternativa que puede disputar en términos estratégicos la hegemonía al PNV y sus dóciles socios". La coalición ve "potencialidades de crecimiento". En Nafarroa, cree que los últimos resultados electorales "refuerzan la posición de alternativa de EH Bildu tras el gran retroceso de Geroa Bai y superar a Podemos por primera vez en unas elecciones estatales". En la CAV, pone el foco en PSE y Podemos. "El flujo del PSE se mueve según las corrientes en el Estado y, ahora, recuperando voto de un Podemos en retroceso. Con independencia de esos flujos, el PSE solo tiene en su horizonte, con sus pactos con el PNV, una función moderadora del PNV en lo nacional y de mero acompañante en lo social, descartando cualquier otra opción o perfil en su política de alianzas. Se trata de una política de alianzas en clave de Estado", dice.

La carga es más dura en el caso de Podemos: "El globo social de Podemos se deshincha tanto en cantidad como en el perfil ideológico original de cauce para asaltar los cielos y abrir el candado de la Transición. Su escasa solidez ideológica, las permanentes disputas y fracturas internas, los errores tácticos... están vaciando un espacio en beneficio fundamentalmente del PSE y el PSN. La izquierda soberanista no está cortocircuitando ese flujo de Podemos al PSOE de forma significativa de cara a un mayor reforzamiento futuro, aunque podemos, en los próximos tiempos, reforzar nuestra referencia ante la deriva de unos morados que se han convertido en muleta del PSE-PSN y PNV". Sortu defendió anteayer el pacto con PSE y Podemos si el PNV no ofrece nada en lo nacional porque, al menos, con ellos dos coincide en lo social.

"presión social"