Al Qaeda encadena reveses en medio de rumores sobre la muerte de Al Zawahiri

EEUU anuncia que Al Masri, ‘número dos’, fue abatido en agosto en Irán y, según Francia, ha muerto el líder en el Sahel

15.11.2020 | 02:17

madrid – Primero fue Hamza bin Laden, el hijo del fundador y al que algunos ya veían como su potencial sucesor. Y tras él han ido cayendo otros muchos más altos cargos de Al Qaeda en el último año y medio, con su potencial número dos, Abú Muhamad al Masri, como la guinda de un pastel que podría coronar su líder, Ayman al Zawahiri, a tenor de las informaciones sobre su muerte.

La organización que fundó en 1988 Usama bin Laden ha encadenado desde el verano de 2019 una serie de bajas cuyo impacto aún sigue sin estar del todo claro, pero que podría tener consecuencias en lo que a la sucesión de Al Zawahiri se refiere.

El líder del grupo desde la muerte de Bin Laden en una operación estadounidense en Pakistán en mayo de 2011 habría fallecido hace un mes por causas naturales, según el experto en yihadismo Hassan Hassan, que asegura haber corroborado esta información con fuentes de Hurras al Din, la filial de Al Qaeda en Siria.

Por el momento no hay confirmación sobre este extremo, pero el grupo terrorista no siempre hace oficial la desaparición de sus dirigentes, como ya ocurrió con Hamza bin Laden, cuya muerte anunció Estados Unidos. En todo caso, en 2019 ya se informó de que el veterano terrorista egipcio, de 69 años, tenía problemas de corazón y su estado de salud se había debilitado.

Pero al margen de si Al Zawahiri ha fallecido o no, ahora se plantea la incógnita de quien le sucedería, después de que fuentes de Inteligencia de EEUU desvelaran a The New York Times que su número dos, Abú Muhamad al Masri –su nombre real era Abdulá Ahmed Abdulá–, murió el pasado agosto en Teherán a manos de agentes israelíes en una operación orquestada por Washington.

Irán, por su parte, se apresuró a desmentir esta información. El portavoz de Exteriores, Said Jatibazdeh, señaló que "para eludir la responsabilidad por las actividades criminales de Al Qaeda y otros grupos, Washington y Tel Aviv intentan de vez en cuando establecer un vínculo con Irán mediante la falsificación y la filtración de información inventada a los medios de comunicación".

Por su parte, la ministra de Defensa de Francia, Florence Parly, anunció la muerte en una operación militar de Ba Ag Musa, jefe militar de coalición yihadista Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM), filial de Al Qaeda en el Sahel.