Ana Isabel Tuñón, especialista de la Clínica Dental Arca

Tinciones dentales y tratamiento

04.08.2021 | 16:26

El color dental no es un parámetro estable pues varía de un individuo a otro, de una dentición a otra, con el paso del tiempo o incluso de unos dientes a otros en la misma persona.

Una sonrisa bonita, blanca y radiante, es, nadie lo duda, una buena carta de presentación. Pero lo cierto es que, en gran medida, tener o no unos dientes bonitos depende de cuestiones genéticas. El tono lo determina el color de la dentina. Se oscurece porque al envejecer el esmalte se hace más traslúcido y, además, influyen los hábitos alimenticios y el tabaco.

Existen dos tipos de tinciones dentales: las tinciones intrínsecas (tetraciclinas) y las tinciones extrínsecas (tabaco, café, té, alimentos con colorantes).

 

TINCIONES EXTRÍNSECAS

Para que se produzcan tinciones extrínsecas es necesario que sobre la superficie del diente tengamos una capa proteínica, llamada película adquirida, sobre la que se depositarán los pigmentos. Las más frecuentes son el resultado de bebidas o alimentos de color fuerte:

· Tabaco: produce una tinción de color amarillento a negro, en el tercio cervical de los dientes y en las superficies linguales. Son la nicotina y el alquitrán los que se depositan llegando incluso a penetrar en los túbulos dentinarios, y siendo muy difícil su eliminación.

· Ciertos alimentos: café, vino, té, cola o chocolate pueden producir tinciones intensas entre marrón y negro; al igual que las manchas producidas por alimentos con muchos colorantes.

· Clorhexidina: el uso regular de enjuagues con clorhexidina para el control de la placa en pacientes periodontales provoca la aparición de manchas negras. Dependen de la concentración de clorhexidina, duración del tratamiento o de la técnica correcta de cepillado.

· Tinciones bacterianas, materia alba y sarro.

· Tinciones por metales: en pacientes que por cuestiones laborales o por ingesta de medicamentos entran en contacto con sales de distintos minerales.

El tratamiento consiste fundamentalmente en la realización de limpiezas o tartrectomías con pulidos; cambio de hábitos y mejorar la higiene. El blanqueamiento dental es otra de las mejores soluciones para recuperar el blanco de los dientes, que salvo en casos muy intensos soluciona todos los casos de coloración dental. En casos muy extremos una combinación de carillas dentales y blanqueamiento suele ser la solución definitiva a la tinción de los dientes.

 

TINCIONES INTRÍNSECAS

Son aquellas en donde la sustancia que pigmenta se encuentra en el interior del diente o forma parte de la estructura interna del tejido. Pueden ser permanentes o transitorias y además pueden aparecer de forma generalizada, afectando a toda la dentición o bien aisladamente, afectando a un solo diente.

Son las más difíciles de eliminar; de entre todas las más conocidas son las producidas por las tetraciclinas, que penetran en la estructura del diente y generalmente durante la formación de éste.

Dado que el esmalte y la dentina son tejidos porosos, el blanqueamiento es válido, aunque la solución definitiva son las carillas y las fundas ya que las manchas provocadas por las tetraciclinas dan un tono grisáceo al diente que difícilmente se pueden blanquear.


Más información y todas las novedades en la web de Clínica Dental Arca.

noticias de noticiasdealava