Mesa de Redacción

Negro zaino

28.10.2020 | 00:11
Negro zaino

Ni era nueva normalidad, ni era normalidad, ni salimos mejores, ni siquiera salimos. Tengo el estado de ánimo negro zaino y voy transitando fases del duelo a velocidad del rayo desde el estado de alarma del domingo. Pasé la negación y la ira del domingo del estado de alarma y ando ahora en la negociación, planificando en el Excel el programa de compras, ya saben: fase 1, acopio de papel higiénico; fase 2, harinas y levaduras –viva la repostería casera–, y fase 3, cervezas, vino, vermús y aperitivos varios (abro paréntesis, sé de un pueblo navarro que en el anterior confinamiento envió a sus vecinos un domingo un kit de croquetas para el vermú, eso es hacer equipo). Suena en la radio The House of The Rising Sun –versión The Animals, por supuesto–, que aunque sea por el título suena muy apropiada para este momento de prácticamente vuelta a la reclusión, la casa del sol naciente y Hotel California, claro, otro clásico: puedes irte cuando quieras, pero nunca puedes dejarlo. La música siempre es un refugio. Parece ser que un día como hoy de 1981 echó a andar Metallica y como he pasado muy buenas noches con su música y con esos amigos con los que no comparto una cerveza en directo desde hace más de seis meses, creo que también escucharé Enter Sandman, porque es apropiada y por los buenos tiempos.