El comité de PCB pide una negociación "responsable y sin despidos"

Los trabajadores plantean un nuevo proceso de diálogo con la mediación de las instituciones vascas

12.01.2021 | 00:40

BILBAO – Los trabajadores de las plantas de PCB de Barakaldo y Sestao, pertenecientes al grupo ITP Aero Casting, que han iniciado una huelga indefinida, exigieron ayer la retirada del despido colectivo de 90 obreros y llamaron a un nuevo proceso negociador "con responsabilidad" porque, según afirmó el comité de empresa, "es posible" superar la actual crisis coyuntural causada por al pandemia de covid-19 "sin que ningún trabajador sea despedido".

Por otro lado, instaron tanto a la Diputación Foral de Bizkaia como al Gobierno vasco a mediar en este conflicto y "habilitar todos los mecanismos posibles para mantener todos los puestos de trabajo", teniendo en cuenta que se trata de "un sector estratégico" que "ha recibido ayudas públicas". "Es el momento de pasar de las palabras a los hechos y apostar por acabar con escenarios de paro y pobreza", agregó el comité.

la lista de despidos En una rueda de prensa en el exterior de la planta de PCB de Barakaldo, el comité dio lectura a un comunicado en el que afirmaron que el pasado 7 de enero la dirección "comunicó y filtró de forma interesada" la lista de los trabajadores que pretende despedir en las plantas de Barakaldo y Sestao. El comité denunció que la dirección "entiende que esta crisis coyuntural provocada por el covid-19 debe correr a cargo de 90 compañeros que durante años han dado lo mejor de sí mismos para que la empresa esté bien situada en el sector aeronáutico".

Según indicaron, en la lista de los trabajadores que la dirección de ITP Aereo Casting pretende despedir hay "situaciones verdaderamente dramáticas, con parejas que trabajan en estas mismas plantas destrozando así todo su núcleo familiar, trabajadores con más de 40 y 50 años con familia o personas que llevan trabajando más de 10, 15 y hasta 20 años". Señalaron asimismo que se pretende despedir "con la menor de las compensaciones económicas y sociales, tal y como marca la reforma laboral".

Por último, el comité de empresa denunció "presiones" de la dirección para "amedrentar" a los trabajadores. "Nos vais a tener enfrente", advirtió, para anunciar que trabajan en un calendario de movilizaciones que harán público los próximos días.