Sector aeronáutico

Aernnova prepara un ERE para su planta de Berantevilla

La empresa alega una "grave crisis estructural" por la caída de carga de trabajo

11.11.2020 | 16:08
Planta de Aernnova en Berantevilla

Gasteiz – Aernnova ya anunció en julio que la crisis que afecta al sector aeronáutico le llevaba a tomar la decisión de despedir al 20% de sus trabajadores, medida que afectaría a priori a 950 trabajadores del grupo, de los que 650 están en el Estado. Ayer ELA y LAB confirmaron que la dirección de Aernnova Aeroestructuras en Berantevilla ha trasladado su intención de iniciar un procedimiento de despidos colectivos y suspensión de contratos. La de Berantevilla es la principal fábrica que tiene el grupo en Euskadi para la construcción de estructuras aeronáuticas y cuenta con casi 450 trabajadores. De hecho, más de la mitad de la plantilla está afectada ahora por un ERTE hasta final de año.

Según detalló LAB en un comunicado, Aernnova Aeroestructuras de Álava ha comunicado el inicio de un ERE de extinción de contratos y de un ERTE de suspensión de contratos, alegando una "grave crisis estructural" por una "importante caída de la carga de trabajo". Los sindicatos no dan cuenta de detalles sobre el ERE, sobre a cuántos trabajadores podría afectar.

Sector golpeado por la crisis del covid-19 Aernnova se ha visto golpeada con dureza por la crisis desatada por la pandemia de coronavirus como el resto del sector aeronáutico. De hecho, cuando anunció en julio su decisión de acometer un proceso de despidos siguió la senda que días antes había abierto ITP Zamudio, otra empresa del sector. Embraer, Airbus o Boeing están entre los principales clientes de Aernnova, firmas que arrastran asimismo graves problemas como consecuencia de la pandemia y del desplome en el número de vuelos, lo que ha incidido en la carga de trabajos y de pedidos.

Unas semanas después de Aernnova, a finales de agosto, fue Alestis Aeroespace la que se sumó a los anuncios de despidos y, de hecho, a finales de octubre se confirmó que en la planta alavesa se producirán 56 despidos y otras 21 bajas voluntarias, con lo que la plantilla de la factoría de Miñano quedará en entorno a los 100 trabajadores.

El clúster aeronáutico vasco Hegan afirmaba a finales de octubre que la industria ligada al sector aéreo se enfrenta a "un proceso de severa depresión" debido a la crisis sanitaria, de manera que la recuperación de la actividad "podría posponerse hasta dentro de cuatro o cinco años", según los expertos.

Por otra parte, la presentación del ERE en la planta de Berantevilla llega apenas una semana después de que las plantillas de Aernnova Engineering Solutions (AES) y de Aernnova Engineering Division (AED), con casi 200 trabajadores en su conjunto, se concentraran en el Parque Tecnológico de Álava para mostrar su rechazo a la intención de la dirección de reducir un 20% las plantillas. Según avanzaba ayer la Cadena Ser, estos despidos ya habrían comenzado y el viernes pasado fueron comunicados cuatro de ellos.

rechazo sindical De este modo, ELA rechazó la presentación del ERE: "Lo único que buscan es sacar rentabilidad a la crisis coyuntural que vive el sector. Pretenden que las consecuencias de la crisis recaigan sobre los trabajadores y trabajadoras". Según afirmó el sindicato en un comunicado, "la baja carga de trabajo es coyuntural, por lo que no justifica de ninguna manera las medidas estructurales y traumáticas que la empresa pretende llevar a cabo".

En la misma línea, LAB mostró "su más firme oposición" al ERE, exigiendo el mantenimiento del empleo. "Si bien es cierto que la aeronáutica está viviendo unos momentos de incertidumbre derivados de la pandemia, es evidente también que esta situación es coyuntural y por tanto, requiere de medidas coyunturales", subrayó este sindicato en una nota de prensa. exigimos el mantenimiento de todos los puestos de trabajo. LAB planteó "medidas alternativas para hacer frente a esta situación coyuntura como la rebaja de la jornada laboral, repartir el trabajo para poder trabajar todos y todas".

Asimismo, hizo un llamamiento a las instituciones, "especialmente al Gobierno Vasco", para que se impliquen en la defensa del empleo y el futuro tanto en Aernnova como en el sector aeronáutico.