Rato y otros 33 acusados, absueltos de la ruinosa salida a bolsa de Bankia

La sentencia se basa en la "legalidad" de la fracasada operación porque tenía el "beneplácito" de los órganos reguladores

30.09.2020 | 00:12
Moral Santín, exconsejero de Caja Madrid, y Rato, expresidente de Bankia, durante el juicio. Foto: F. Alvarado (Efe)

madrid – La Audiencia Nacional absolvió ayer a los 34 procesados por la ruinosa salida de Bankia a bolsa en 2011 porque, según la sentencia, el proceso fue "legal" y "contó con el beneplácito" de los organismos supervisores. Entre las personas declaradas inocentes se encuentra Rodrigo Rato, exvicepresidente del Gobierno de Aznar, exministro de Economía del PP y expresidente de Bankia en prisión por corrupción en el caso de las tarjetas black. De este modo, el juez atribuye falta de "precisión" a la Fiscalía Anticorrupción y, con ello, tras 8 años de causa, nadie tendrá que rendir cuentas por el rescate público de la entidad bancaria en plena crisis y apenas un año después de su irresponsable maniobra.

En la sentencia de 442 páginas emitida ayer, el tribunal insiste en que la operación fue seguida de cerca, entre otros, por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), y sostiene que el folleto que se entregó a los inversores "contenía una amplia y certera" información. La sección cuarta de la sala de lo Penal, la misma que condenó a parte del banquillo por las tarjetas black de Caja Madrid, recuerda que todo el proceso previo al salto al parqué del 20 de julio de 2011 "fue perfectamente conocido, supervisado y autorizado por el Banco de España, y contó con el consentimiento del Ministerio de Economía". Se trata de una versión que defendieron acusados como Rato, que aseveró que la salida a bolsa no fue una "decisión empresarial, sino legal", de la que eran "totalmente partidarios" tanto el Banco de España como el Gobierno, tras las nuevas exigencias a las cajas.

La Sala constata que la decisión fue una resolución "enteramente contemplada por el Banco de España", que además la aprobó después de calibrar las ventajas y los inconvenientes que conllevaba. El organismo, a través de su Servicio de Inspección, "supervisó y aprobó todos los pasos seguidos", realizando un análisis pormenorizado de la operación.

la sala no ve falsedad contable Dentro de los reproches destacan los dirigidos a Anticorrupción, que en la recta final del juicio amplió la acusación al añadir un presunto delito de falsedad contable al de estafa a los inversores. Ello supuso endurecer las penas solicitadas, entre otros, para Rato, para el que pasó a reclamar ocho años y medio de cárcel como principal autor de ambos delitos, y su exvicepresidente, José Luis Olivas, para quien pidió cinco años de prisión, e incluir en la lista a los entonces miembros de las comisiones de auditoría de Bankia, contra los que no se dirigía inicialmente.

En opinión de los magistrados, este cambio de criterio de la fiscal Carmen Launa fue "radical" y no se fundamentó "en actividad probatoria alguna practicada en el plenario, complementaria o distinta de la llevada a efecto en el transcurso de los cinco años que duró la instrucción de la causa".

La sentencia, que detalla el conocimiento y la aprobación a la salida a bolsa por parte de los organismos reguladores y supervisores, incluidos el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y la Autoridad Bancaria Europea, también respalda el trabajo de los antiguos gestores.

Sobre Rato, avala su papel al frente de la entidad desde el proceso de integración, una operación que "obedeció a decisiones adoptadas por las autoridades económicas, sin iniciativa alguna por parte de los acusados". Los jueces descargan asimismo a Olivas, uno de los protagonistas del juicio por sus desencuentros con la fiscal, la misma que le investiga por supuestas irregularidades en Banco de Valencia, participada de Bancaja de la que fue presidente.

Tampoco ven delito en la conducta del exconsejero José Manuel Fernández Norniella y el exdirector de riesgos Ildefonso Sánchez Barcoj, en tanto que el primero llegó a informar "del deficitario estado del grupo inmobiliario", y no se ha realizado "la más mínima referencia" a la supuesta colaboración del segundo con el presidente para ocultar deterioros.

habrá recurso Tras conocer el fallo, las acusaciones manifestaron su malestar con una sentencia que calificaron de "injusta". Mientras la Fiscalía analiza la sentencia, una de las acusaciones particulares, la asociación Asociación para la Defensa de Consumidores y Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae), no descarta llevar la absolución al Tribunal Supremo. Desde la asociación 15MpaRato, además, insisten en una "reforma radical" de los organismos reguladores "para que no haya más casos Bankia".

10 claves de la sentencia

1. Hechos "no acreditados". La Sala asegura que no hay "hechos concretos y suficientemente acreditados" de la supuesta falsedad contable que se atribuía a la antigua cúpula de la entidad, encabezada por Rodrigo Rato.

2. Cambio de criterio. El ministerio público cambió de criterio, y "disintiendo con el parecer de sus propios peritos y con el de las acusaciones particulares y populares", sostuvo la improcedencia de considerar falsas las cuentas anuales consolidadas de BFA de 2010 y las de la salida a bolsa de Bankia el 31 de marzo de 2011 y las anuales de 2011 de BFA y de Bankia. Posteriormente, se desdijo.

3. Beneplácito de los supervisopres. La salida a bolsa contó con el beneplácito de todos los supervisores: Banco de España, Comisión Nacional del Mercado de Valores, FROB y Autoridad Bancaria Europea EBA.

4. Información amplia y certera. El folleto contenía una "amplia y certera" información financiera y no financiera, y destaca que en el juicio solo se expusieron actitudes genéricas de los acusados y no actos concretos.

5. Error de la Fiscalía. La Fiscalía erró al no haber puesto en cuestión las cuentas de las siete cajas de ahorros que dieron lugar a Bankia, y haber pedido que se investigara en ese sentido; al no hacerlo así, quedaron dichas cuentas fuera del procedimiento.

6. Cuentas adecuadas. No queda acreditado que las cuentas de las siete cajas de ahorros que dieron lugar a Bankia fueran inadecuadas, ya que contaban con la aprobación del Banco de España.

7. No hubo incumplimientos de las cajas. No hay indicios de que ninguna de las cajas que conformaron Bankia incumpliera los requisitos que le marcaban los organismos supervisores.

8. Acusaciones contradictorias. Los peritos de las defensas se mostraron unidos en un único relato y los de las acusaciones se contradijeron y se desdijeron.

9. Respaldo del Banco de España. La decisión de salir a bolsa mediante la estructura de doble banco fue respaldada por el Banco de España, que concluyó que era la mejor opción.

10. Análisis pormenorizado.- El Banco de España llevó a cabo un pormenorizado análisis y, a través de su Servicio de Inspección, "supervisó y aprobó todos los pasos para la salida a bolsa".

la condena de rato por las tarjetas 'black'

a la espera del tercer grado

Solicitó en julio un recurso contra su denegación. El expresidente de Bankia Rodrigo Rato se encuentra desde el pasado julio a la espera de que el juez de Vigilancia Penitenciara resuelva su recurso contra la denegación del tercer grado. El expolítico del PP condenado por corrupción solicitó pasar al régimen de semilibertad a finales del pasado año tras superar el cuarto de su condena por el caso de las tarjetas black, entregadas a exconsejeros de Caja Madrid al margen de sus sueldos. Desde octubre de 2018, Rato cumple en la prisión madrileña de Soto del Real cuatro años y medio de condena por apropiación indebida.

"Sale más barato estafar a miles de ciudadanos

en un banco que

poner una pancarta"

gabriel rufián

ERC

"Mirando las sentencias de Torra y Bankia se confirma que la justicia no es igual para todos"

pablo echenique

Unidas Podemos