El Gobierno central aprueba 20.000 millones en avales para dar liquidez a empresas

La garantía cubre, en caso de autónomos y pymes, hasta el 80% de los préstamos

25.03.2020 | 01:48
La ministra de Hacienda y portavoz , María Jesús Montero, durante la comparecencia de ayer. Foto: Efe

Madrid – El Gobierno de España aprobó ayer la puesta en marcha de un primer tramo de avales por valor de 20.000 millones de euros para garantizar la liquidez de las empresas más afectadas por la crisis del coronavirus, y la mitad de ese importe servirá para avalar nuevos préstamos a pymes y autónomos. La garantía del Estado cubre, en el caso de autónomos y pymes, el 80% de los nuevos préstamos y renovaciones de financiación, según explicó la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Para el resto de empresas, detalló, el Estado garantiza el 70% de la nueva financiación concedida por los bancos y el 60% de las operaciones de renovación, esto es la renovación de líneas de liquidez y no la refinanciación de préstamos del pasado. Los avales tendrán carácter retroactivo y podrán solicitarse para las operaciones formalizadas con posterioridad a la entrada en vigor de las medidas extraordinarias.

hasta octubre Las empresas y autónomos interesados podrán solicitar la garantía para sus operaciones hasta el 30 de septiembre de 2020 y para ello deberán dirigirse a las entidades financieras con las que el ICO haya suscrito los correspondientes acuerdos de colaboración. El coste del aval, de entre 20 y 120 puntos básicos, será asumido por las entidades financieras, pero gracias a esa garantía se da por hecho que la banca estará más dispuesta a financiar al compartir el riesgo. En cuanto al tipo de interés aplicado, las entidades financieras se comprometen a mantener los costes de los nuevos préstamos y de las renovaciones que se beneficien de estos avales en línea con los intereses que aplicaba antes del inicio de la crisis del covid-19. También asumen el compromiso de mantener, al menos hasta el 30 de septiembre de 2020, los límites de las líneas de circulante concedidas a todos los clientes.

A pesar de que la banca no tiene ningún problema para conceder financiación en estos momentos, la importancia de los avales está en que facilita la operación y permite que, ante la actual parálisis económica, autónomos, pymes y empresas obtengan liquidez para el pago de salarios, facturas, circulante u otras necesidades de liquidez.