WATERPOLO Hungría 10 - 11 España

A la final ante Rusia

La selección española femenina vence a la anfitriona Hungría en el Europeo

24.01.2020 | 06:24
Beatriz Ortiz busca tiro.

HUNGRÍA Gangl (p), Cseho-Kovacsne (p); Szilagyi, Mate, Gurisatti (1), Valyi (2), Parkes, Illes (1), Keszthelyi-Nagy (3), Leimeter (3), Gyongyossy, Rybanska y Garda.

ESPAÑA Ester (p), M.E. Sánchez (p); C.Espar, Bach (1), González, Crespí, A.Espar (3), Tarragó (3), Ortiz (2), Forca (1), Leitón, García (1) y Peña.

Parciales 3-3, 1-2, 3-2, 3-4.

Árbitros Dervieux (FRA) y Stavridis (ALE).

Estadio Duna Arena (Budapest).

Budapest - La selección española femenina de waterpolo jugará la final del Campeonato de Europa 2020 al vencer (10-11) este jueves a la anfitriona Hungría, un choque apretado de principio a fin que cita a España contra Rusia en busca de su segundo oro continental. Las de Miki Oca, campeonas en 2014 precisamente en Budapest, volverán a luchar por el oro tras una trabajada victoria en semifinales. La defensa española marcó la diferencia y mantuvo siempre al mando a España, con rentas mínimas hasta que a menos de cuatro minutos del final lograron un decisivo 7-11.

España saboreó antes de tiempo su tercera final continental y la peligrosa Keszthelyi irrumpió en un parcial de 0-3 para las húngaras. La última posesión dejó la opción de llevar la semifinal a los penaltis, como había ocurrido poco antes en la victoria de Rusia sobre Países Bajos, pero Laura Ester lo evitó sobre la bocina.

El segundo billete a la final prometía un apretado desenlace a tenor del continuo intercambio de goles. Las de Oca apretaron en defensa pero encontraron la misma medicina de la anfitriona, sudando los goles para necesitar incluso dos veces el VAR. La segunda fue para confirmar un 5-7 para España a 12 minutos del final.

Las húngaras también se defendieron bien y España necesitó de tres superioridades para hacer el primer gol, con VAR mediante (1-1). La labor de Maica García Godoy por dentro dio sus frutos, pero jugar con una más no se tradujo en goles. Roser Tarragó perdonó de los cinco metros pero después hizo dos tantos seguidos (2-3).

Las de Oca pisaron el acelerador con un arranque demoledor del último cuarto pero la temida Keszthelyi terminó apareciendo. La capitana de las húngaras tiró del carro y España se atascó en los últimos ataques. Tras el bronce de hace dos años, España buscará un oro que fue cosa de las rusas en 2006, 2008 y 2010. - E.P.