Messi, entre lágrimas: "Estaba convencido de que iba a seguir"

El delantero argentino ha asegurado que se bajó el 50% de la ficha para seguir como azulgrana: "Mi contrato nunca fue un problema"

08.08.2021 | 12:23

El jugador argentino Leo Messi ha asegurado que "no" estaba "preparado" para despedirse del FC Barcelona y que estaba "convencido" de que iba a seguir en su "casa", además de reconocer que le hubiese gustado marcharse escuchando "una última ovación" del Camp Nou.

"No sé si voy a poder hablar. Estoy bloqueado. Es muy difícil esto para mí, después de todos estos años. No estaba preparado. El año pasado, cuando se formó todo el lío del burofax, estaba preparado, pero este año no. Estaba convencido de que iba a seguir en mi casa", declaró un Messi que no pudo evitar las lágrimas desde el primer minuto, ya antes de hablar.

En este sentido, recalcó que tanto él como su familia siempre sobrepusieron el "bienestar" al dinero. "Queríamos estar en nuestra casa, en Barcelona. Hoy me toca despedirme de esto. Llevo toda la vida aquí, llegué siendo muy chiquito. Después de 21 años, me voy con mi mujer, con tres catalanes-argentinos. No puedo estar más orgulloso. Después de unos años fuera, volveremos a nuestra casa", apuntó.

El pasado jueves, el FC Barcelona anunciaba que el argentino no seguiría ligado al club debido "a obstáculos económicos y estructurales, normativa de LaLiga española". El club explicó que había llegado a un acuerdo con Messi, pero que esas trabas hacen que el jugador abandone el club de toda su vida, donde debutó en el primer equipo en 2004 aunque jugaba desde mucho antes tras su llegada al club en las categorías inferiores.

Una versión compartida por Messi. "Sí tengo claro que yo sí hice todo lo posible. El club y Laporta dijeron que no se pudo por un tema de LaLiga. Se dijeron muchas cosas de mí, de por qué no seguía, y puedo asegurar que por mi parte hice lo posible para quedarme, quería quedarme. El año pasado no quería quedarme pero este año sí e hice todo lo posible, pero no se pudo", se sinceró.

"Siento tristeza, mucha, porque me tengo que ir de este club que amo y en un momento que no esperaba. Como dije, nunca mentí, fui de frente y el año pasado quería irme pero este no, por eso la tristeza", ahondó.

Tanto quería seguir en el Barça que fue claro con los gestos que hizo para no llegar a este desenlace. "Me había bajado un 50 por ciento mi ficha, cerramos el contrato y luego no se me pidió más nada. Es mentira que me pidieran bajar un 30 por ciento más. Hicimos todo lo posible, y no se pudo. Y hay muchas cosas que se dicen que no son verdad. Así fue todo", aportó.

"No se puede hacer por LaLiga, ¿para qué estirar más esto si es un caso imposible? Tengo que pensar también en mí y en mi carrera y en lo que me toca a partir de ahora. Ya hice todo lo posible por quedarme y no se pudo. No puedo decir más que esto, que hicimos todo lo que se pudo", reiteró, preguntado por qué no apuraron, club y él mismo, hasta finales de agosto para intentar poder inscribirle en LaLiga.

Negó también que se sienta engañado por Laporta o el club. "No, hicimos todo lo posible y no se pudo hacer. Pero hablo por mí, que siempre fui de cara por el socio culer, siempre fue transparente y fui de frente con la gente", alegó.

"Cuando pasaron las elecciones fui a comer con el presidente Laporta y hablamos y después de esa comida estaba bastante convencido de que iba a seguir. Mi contrato nunca fue un problema. Después, pasó lo que pasó y no se pudo hacer. Y falsas esperanzas, no. Tan claro era que teníamos todo arreglado y sin ningún problema, que siempre le fuimos sinceros a la gente, por lo menos de mi parte. No se dio por lo que se dijo (LaLiga) y comentó Laporta", reiteró.

DESEA UNA ÚLTIMA OVACIÓN DEL CAMP NOU

Por otro lado, quiso agradecer a todos los compañeros su "ayuda". "Siempre intenté manejarme con humildad, con respeto, espero que eso sea lo que quede de mí, además de la suerte que tuve de estar aquí. Pasé muchas cosas hermosas, también malas, pero eso me hizo crecer y ser la persona que soy hoy. Di todo por esto club y esta camiseta", valoró.

E insistió en que, su adiós soñado, hubiera sido en un Camp Nou rendido a él. "Agradezco el cariño de la gente, me hubiese gustado despedirme de otra manera, con la gente en el campo, haber escuchado una última ovación.

Extraño su aliento, tenerlos cerca, festejar un gol con ellos, escuchar mi nombre y una ovación, y me retiro sin verlos en más de año y medio. Imaginaba un adiós con el Camp Nou lleno, estando con la gente", se sinceró. Eso sí, prometió volver para el homenaje público que le pueda hacer el club en un futuro.

Messi se marcha arropado. En esta comparecencia de despedida, en el Auditori 1899 del Camp Nou, estaban los 35 títulos ganados, su familia, los directivos encabezados por Joan Laporta, su último entrenador, Ronald Koeman, toda la plantilla y compañeros y hasta vinieron dos excapitanes y excompañeros; Xavi Hernández y Carles Puyol.

NADA CERRADO CON EL PSG "A ESTAS ALTURAS"

Un futuro que, a nivel futbolístico, no tiene nuevo destino todavía. Aunque sí tiene muchas 'novias', entre ellas una parisina. "El PSG es una posibilidad, pero a día de hoy a estas alturas no tengo nada arreglado con nadie.

Cuando salió el comunicado, tuve muchas llamadas de muchos clubes que se interesaron. No tengo nada cerrado, pero sí que estamos hablando, obviamente", reconoció.

"No sé cuántos años me quedan, depende del físico. Toco madera, no tuve lesiones graves en mi carrera, y hasta que dé seguiré porque sé que esto se termina y tengo excompañeros que me cuentan que después del fútbol es difícil el día a día. Hasta que pueda, voy a intentar seguir compitiendo", apuntó sobre el fútbol que le queda por dar.

Y pide al socio y aficionado blaugrana que entiendan que quiera seguir luchando por otra 'Champions'. "La gente del Barça me conoce y sabe que soy un ganador y quiero seguir compitiendo. De seguir aquí lucharía por ganar todo, y mis últimos años de carrera quiero terminarlos igual, luchando por todo y sumando títulos a mi carrera. La gente me conoce de sobras como para cuestionarme el irme a un equipo que pueda competir por todo. Mi intención era quedarme, no se pudo, y ahora quiero seguir ganando", aseguró.

De hecho, se va del Barça con la 'espinita' de no poder haber ganado más 'Champions'. "Obviamente me queda la 'espinita' de poder haber conseguido alguna 'Champions' más, estuvimos cerca con esa semifinal de Liverpool o la del Chelsea con Pep. Tuvimos una generación que podíamos haber conseguido alguna otra 'Champions', pero esto es fútbol. Me tocó ganar otras cosas y no me arrepiento de nada. Pero sí, un objetivo es ganar otra 'Champions'", concluyó.

noticias de noticiasdealava