“Hubiera preferido un acuerdo amistoso”

Luis Enrique tiene dudas sobre el ‘caso Messi’, el club guarda silencio y el jugador regresa al tajo mañana

06.09.2020 | 00:31
Luis Enrique, durante el entrenamiento de ayer con la selección española. Foto: Efe

MADRID/BARCELONA – Resuelto el enigma, Lionel Messi se reincorporará a los entrenamientos del Barcelona mañana lunes, siempre dependiendo del resultado de la prueba PCR del coronavirus que se efectuará hoy, aunque los primeros días se ejercitará en solitario, siguiendo el protocolo sanitario establecido por LaLiga. Será entonces cuando el crack argentino tome contacto con el nuevo entrenador, Ronald Koeman, y está por ver si seguirá su gran amigo, Luis Suárez, que está negociando con la Juventus. Mientras tanto, sorprende el silencio institucional con el que el club barcelonista ha recibido la decisión de Messi de terminar el año que le queda de azulgrana, no sin antes culpar al presidente Bartomeu de la decadencia del equipo, razón principal, según argumentó, para que decidiera marcharse en busca de un club ganador que sacie su hambre de títulos en la recta final de su carrera.

Sin embargo el tema Messi sigue siendo el más recurrente en cualquier foro futbolístico, como en la selección española cuyo preparador, Luis Enrique, tuvo la ocasión de dirigir a Messi en la última Copa de Europa que ganó, en 2015.

El técnico asturiano, que tuvo un sonoro encontronazo con Messi cuando osó dejarle en el banquillo en un partido contra la Real Sociedad en Anoeta, y eso casi le cuesta el puesto, se lo pensó dos veces a la hora de opinar sobre la situación del futbolista en el Barça. "Es un tema muy delicado", dijo antes de añadir: "Una reflexión general sería que los clubes están por encima de todas las personas, ya sean jugadores, presidentes...". "Leo ha hecho que el Barça creciera de manera exponencial con un gran rendimiento, pero me habría gustado mucho más que hubieran llegado a un acuerdo amistoso las dos partes porque tarde o temprano dejará de jugar en el Barcelona", manifestó, es decir, dejarle marchar en reconocimiento a los servicios prestados.

Para Luis Enrique "es de bien nacido ser agradecido" y defendió que era partidario de otra resolución a la acontecida. "Tanto para uno como para otro habría sido positivo, me habría gustado mucho más que el acuerdo hubiera sido amistoso".

También le preguntaron a Thiago Alcántara, ex del Barça y titular en el flamante Bayern, que despachó la cuestión con diplomática equidistancia. "Leo suma y es súperimportante en cualquier equipo que esté, si es en el Barça mejor para el club", dijo.