Ciclista alavés del Caja Rural

Aberasturi se libera en el Tour de Hungría

El corredor del Caja Rural se lleva la primera etapa de la carrera, con liderato incluido

30.08.2020 | 01:39
Jon Aberasturi

vitoria – Quien la sigue, la consigue. Y es que, tras catorce carreras entre los diez primeros, Jon Aberasturi (Caja Rural) obtuvo en el Tour de Hungría la recompensa a su perseverancia. El corredor gasteiztarra se convirtió ayer en el líder de la prueba tras cruzar en primer lugar la meta de la etapa inaugural. Fue al esprint en una cerrada pugna con la joven promesa Kaden Groves (Mitchelton), que solo pudo golpear su manillar con rabia cuando vio cómo Aberasturi le arrebató el triunfo por milímetros. De esta forma, el ciclista del Caja Rural se llevó la victoria y el amarillo del Tour de Hungría, tras protagonizar con calidad el que ha sido el segundo triunfo del conjunto navarro en lo que va de temporada. "Tenía marcada la etapa desde que el año pasado hicieron la misma llegada. Sabía que era la etapa que mejor me venía. Ha sido un poco liberación después de tantas veces estando cerca. El trabajo era bueno y hoy por fin he podido ganar. Estoy muy contento y me da mucha motivación para seguir intentándolo", explicó al propio Aberasturi tras comandar la clasificación general.

La etapa fue agitada desde el inicio, cuando una escapada de nueve corredores hizo las delicias de los aficionados. El colombiano Alejandro Osorio, también del Caja Rural, fue el encargado de abrirle el camino a los favoritos; pero cuando este grupo fue neutralizado, los focos pasaron a su compañero Cristian Rodríguez, que formó parte del contraataque que llegó hasta los metros finales. Sin embargo, ahí, cuando los grandes despiertan, emergió la figura de Aberasturi para ganarse al sprint el maillot amarillo.

investigación abierta La Fundación Ciclista Antidopaje (CADF), por su parte, confirmó ayer la apertura de una investigación sobre el objeto que el director deportivo del Deceuninck, Davide Bramati, sacó del bolsillo de Remco Evenepoel después de su accidente en Il Lombardia. Desde el equipo belga insisten en que se trata de una "pequeña botella que contenía productos nutricionales y que fue retirada para que el corredor fuera colocado más cómodamente en la camilla". Sin embargo, desde el CADF tienen serias sospechas de que ese objeto blanco podría tratarse de un dispositivo con el que transmitir ilegalmente datos de potencia estratégicamente importantes al automóvil del equipo para obtener una ventaja deportiva. Algo que está tajantemente prohibido por la Unión Ciclista Internacional.