Primera división

El Eibar se aferra a la permanencia

Los armeros brindan por la seriedad y vence al Levante con dos goles de Charles y uno de Orellana

01.03.2020 | 02:24
Enrich, Charles y Orellana celebran uno de los goles.

Eibar3

Levante0

EIBAR: Yoel; Arbilla, Oliveira, Bigas, Cote; Pedro León (Min. 83, De Blasis), Diop, Cristóforo, Orellana; Enrich (Min. 87, Kike García), Charles (Min. 77, Escalante).

LEVANTE: Aitor; Miramón, Bruno, Postigo, Toño; Vukcvik (Min. 66, Sergio León), Campaña, Bardhi, Morales; Roger, Mayoral (Min. 66, Melero).

Goles: 1-0: Min. 27; Charles. 2-0: Min. 47; Charles. 3-0: Min. 84; Orellana.

Árbitro: González Fuertes (Colegio asturiano). Amonestó por el Eibar a Enrich, Orellana, Cote, y por el Levante a Postigo.

Incidencias: Unos 5.900 espectadores en Ipurua.

eibar – El Eibar no falló en su primera final particular, y goleó al Levante en un gran partido de los armeros, que demostraron no querer acariciar los puestos de descenso ante un Levante que se vio superado en puntería e incluso en intensidad por un equipo local que se tomó el partido tan en serio como la ocasión merecía.

Eibar y Levante empezaron muy fuertes, con mucha intensidad, y los visitantes probaron a Yoel en el minuto 1, en un duelo que ambos querían jugar en campo contrario bajo la lluvia de Ipurua. Pese al frenético arranque, ninguno se hizo con el mando del centro del campo, y el choque era un correcalles, precioso para el espectador, eso sí.

Pese a la insistencia local, hasta el primer cuarto de hora era el Levante quien llegaba con más peligro. Los visitantes pasaban más tiempo en el campo ajeno que al revés, y el público, conocedor de la necesidad de puntuar de los suyos, animaban sin parar en busca de un empuje que los de Mendilibar necesitaban. Y tras una jugada a balón parado llegó el gol de Charles que daba vida a un Eibar que se llenó de moral y buscó otro antes del descanso.

Los de Paco López arrancaron la segunda mitad con la clara intención de empatar, aunque ello supusiera dejar huecos atrás, como el que aprovechó Chales para poner más distancia en el marcador a los dos minutos de la reanudación, con un testarazo, a pase de Enrich.

Los visitantes intentaron recomponerse, pero no supieron atacar a la defensa del Eibar, pese a que Yoel evitó el tanto del Levante en el 53. Con el paso de los minutos, los armeros se fueron haciendo más dueños, y los de Paco López se venían abajo. En esas, el VAR entró en juego, en el 68, para decidir si había una pena máxima favorable a los locales, que finalmente se pitó. Charles no logró su hat-trick, ya que Aitor adivinó al lanzamiento. El Levante se vino arriba. Pero los locales supieron replegarse y no conceder demasiadas ocasiones. Así, apareció Orellana para sentenciar, y el Eibar dio un paso de gigante para alejar los fantasmas.