Catorce grupos graban versiones sinfónicas de temas en euskera

Fernando Velázquez dirige el proyecto Ura bere bidean en el que también participa la BOS

09.04.2021 | 00:26
Alex Sardui, cantante de Gatibu, durante la grabación ayer de la canción ‘Zoramena’, de su propio repertorio. Foto: Borja Guerrero

Bilbao – A pesar de su dilatada trayectoria sobre los escenarios, Enrique Villareal, más conocido como El Drogas, cantó por primera vez con una orquesta ayer. Y lo hizo con una versión inédita de Cordones de mimbre, melodía que compuso para su madre enferma de Alzhéimer, y que ahora ha traducido al euskera para el proyecto música llamado Ura Bere Bidean. En esta iniciativa, catorce grupos vascos, de diferentes generaciones y estilos, acompañan a la Orquesta Sinfónica de Bilbao y a la Sociedad Coral de Bilbao, bajo la batuta de Fernando Velázquez, para ofrecer versiones inéditas de destacados temas en euskera. Tras las grabaciones, que iniciaron ayer por mañana en el Palacio Euskalduna, la intención es llevarlo a las tablas para que el público pueda verlo en directo. La iniciativa está impulsada por la fundación Fair Saturday y la Diputación Foral de Bizkaia con el apoyo de Laboral Kutxa.

Entre una grabación y otra, en un escenario completamente abierto que no esconde sus entrañas, Fernando Velázquez confesó que "es difícil de creer tener a toda esta gente que es tan importante en nuestras vidas con su voz y a otros con sus canciones". Y es que el proyecto, que comenzó a gestarse a finales del año pasado, ha conseguido congregar a artistas como Gari y Josu Zabala de Hertzainak, Francis de Doctor Deseo, Alex Sardui de Gatibu, Aitor Gorosabel de Su Ta Gar, Mikel Urdangarin, Leire de La Oreja de Van Gogh, Sua, Huntza, Olatz Salvador, Mabü, Idoia Azurmendi, En Tol Sarmiento, Zea Mays o El Drogas. Serán los encargados de poner voz a las letras de clásicos como Mikel Laboa, Benito Lertxundi, Xabier Lete o Lourdes Iriondo.

Pero también propondrán versiones sinfónicas de sus propias canciones, como ayer ofreció Alex Sardui con Zoramena en un escenario al que también se subió Aiora Renteria, de Zea Mays, para interpretar Gogo eta Gorputzaren zilbor-hesteak de Mikel Laboa o Leire Martínez, vocalista de La Oreja de Van Gogh, para cantar Baratze bat de Pierre Paul Berzaitz. "Con esta mirada hacia atrás, a este repertorio, con todo lo que estas canciones y estos artistas nos hacen sentir con esa mirada, podremos pensar en un futuro", aseguró el compositor que ha realizado los arreglos. Sobre el título del proyecto, además, manifestó su idoneidad por la metáfora que supone pensar que, como el agua, todo va encontrando su sitio en este proyecto en el que ha habido numerosas aportaciones.

En esa línea, Jordi Albareda, de la fundación Fair Saturday, añadió que las aguas volverán a su cauce. "Ahora no es fácil hacer cosas nuevas desde ningún ámbito, todos estamos intentarnos adaptarnos. Es el momento de hacer, de seguir fluyendo, seguir creando. Este proyecto es la confluencia de muchísimas voluntades", aseguró mientras las grabaciones de los videoclips a cargo de Jabi Elortegi y Javier Aguirre seguían su curso. "La forma de lanzar los temas será en diferentes formatos y canales. Queremos lanzar cada tema como lo que es: un tesoro", explicó sobre la presentación que dará comienzo a partir de junio. Además, están trabajando para poder llevarlo a los escenarios a finales de año en la segunda edición del concierto Gora Bihotzak.

Así lo especificó también Lorea Bilbao, diputada de Euskera, Cultura y Deporte. "Ura bere bidean es un proyecto que se inicia hoy –por ayer– con las grabaciones. Es una semilla que está germinando y que brotará a partir de verano", concretó. "El objetivo es crear un proyecto musical innovador que aporte una visión nueva desde una óptica sinfónica de temas destacados conocidos vascos cruzando al mismo tiempo diferentes generaciones y estilos musicales". Esa colaboración es la que llamó la atención de Marije Etxaniz, directora de comunicación de Laboral Kutxa, quien destacó, además, que se trata de una iniciativa que trae el pasado al presente y que muestra el poder de la cultura vasca incluso en un momento tan complicado. "En unos meses en los que la pandemia sigue afectando a nuestro día a día es muy relevante el hecho de idear y poner en marcha proyectos culturales que sigan generando actividad artística y económica, pero sobre todo que generen ilusión, esperanza, emociones, alegría de vivir", concluyó Bilbao.

"Es difícil de creer tener a toda esta gente tan importante en nuestras vidas con su voz"

Fernando Velázquez

Compositor y director de orquesta