Zurrunbilo vive por fin su quinta edición con el lleno asegurado

Hasta el domingo, Baratza celebra el festival de creación escénica contemporánea en euskera

20.11.2020 | 00:46
Escena de ‘Maketa’, de Formol Laborategia. Foto: Cedida

Vitoria – Tenía que haberse celebrado entre el 3 y el 5 de abril. Es más, esta quinta edición se iba a desarrollar no solo en Gasteiz –con Baratza y Oihaneder Euskararen Etxea como sedes– sino también en Legutiano. Pero apareció el covid-19 y las ampliaciones del estado de alarma hicieron imposible llevar a cabo el festival Zurrunbilo cuando estaba previsto, más allá de que sí se pudo mantener un encuentro online en torno a la situación actual de la creación escénica vasca. Entre hoy y el domingo, el certamen, a pesar de todo y de que la situación sigue siendo complicada con respecto a la pandemia, se toma cumplida revancha y lo hace, además, con el lleno asegurado por parte del público.

"El objetivo de este festival es doble: apoyar a artistas y compañías que apuestan por trabajar en euskera, y acercar sus creaciones tanto a espectadores ya habituales como a personas que, aunque no hayan participado nunca de esta cita, tengan la curiosidad de hacerlo", aseguran desde la sala ubicada en la plazuela de Aldabe. Bajo estas premisas, hoy se pondrá en marcha el certamen con dos propuestas. Los presentes podrán compartir Maketa, de Formol Laborategia, una pieza que está en proceso de desarrollo y que cuenta con el apoyo de la convocatoria Gazte Sortzaileak. Después será el turno de Panpina, de Kamikaz Kolektiboa, una obra que muestra los claroscuros de la actriz Erika Rooibos sobre el escenario.

En lo que respecta a mañana, la oferta será de nuevo doble. Así, los espectadores conocerán en primer lugar Erresistentzia arazo fisiko da, de Maite Aizpurua, una reflexión íntima y performativa sobre los rincones de la memoria corporal. Tomará el relevo Tripak con Urruna, que situará a los presentes en una pequeña localidad a los pies de un volcán.

Sin moverse de Baratza, el broche a esta quinta edición del festival se producirá el domingo con 43o13' 44' N, de Olatz Gorrotxategi, un ejercicio de teatro documental que es el resultado del proceso de búsqueda de la autora en la memoria familiar y colectiva.

Además de estas propuestas escénicas, Zurrunbilo organizará también el domingo en el centro cívico Aldabe la presentación del libro colectivo Bidenteak gara, creado a partir del mencionado encuentro virtual de abril.