‘Kuart Valley’, pendiente de los últimos retoques

El documental recoge la experiencia del rodaje de la película ‘Algo más que morir’ en Kuartango

23.09.2020 | 00:56

vitoria – El documental Kuart Valley, una filmación realizada en torno a la película Algo más que morir, un western ambientado y salido del valle de Kuartango, que fue ideado y dirigido por Oier Martínez De Santos y Jose Luis Murga Isusi, y cuyo documental está dirigido por Maider Oleaga, está a falta de pequeños retoques de postproducción y de fijar fecha y lugar para el estreno, según explica su directora.

Aquella película se realizó con el trabajo de los vecinos del valle de Kuartango, sin presupuesto, y con una duración de rodaje de seis años. Se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Almería, en el año 2014, donde se convirtió en la estrella del evento.

El documental, que está a punto de completarse, se comenzó a filmar en el mes de agosto de 2018 y es una coproducción de Kubelik Films y Pantalla Partida, con la participación del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, ETB y el Gobierno Vasco. La dirección y el guion son de Maider Oleaga, la fotografía de Rita Noriega, la dirección de producción de Fina Salegi y el sonido de Luca Rullo. En la cinta cuentan quiénes, cómo y de qué manera trabajaron los vecinos de Kuartango para lograr una película que al final obtuvo una importante repercusión mediática y en certámenes. Y, nuevamente, los protagonistas vuelven a ser los vecinos.

La directora, Maider Oleaga, bilbaína, licenciada en Comunicación Audiovisual y Diplomada en Dirección de Cine (ECAM), ha realizado importantes trabajos cinematográficos y documentales. Y en el caso de este documental fue un flechazo que surgió en una visita a Kuartango, en la que conoció en profundidad aquel proyecto en el que participaron numerosos vecinos del valle, con escasos recursos y con una enorme ilusión.

Por esa razón, Oleaga se puso en contacto con Pantalla Partida, una productora madrileña, y en el año 2015 se pusieron a trabajar reuniendo documentación y comenzando la filmación, en la estación de tren de Kuartango, en el verano de 2018. El documental tenía que estar finalizado, pero la pandemia retrasó su conclusión, que se espera tener lista en los próximos días.